fbpx
ColumnistasSin categoría

El tiempo del diálogo se venció

Por Gerson Revanales

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) aclaró en su cuenta de Twitter las recientes declaraciones emitidas por el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero. La organización indica que ante noticias emitidas por “ciertos medios de comunicación de dudosa credibilidad” el expresidente Zapatero “nunca afirmó que “en Venezuela ya no hay nada que hacer”. Al contrario. Él afirmó que ha apostado y seguirá apostando por un diálogo político como el único camino para el futuro de ese país, “aún en situación de antagonismo y de diferencias insalvables”.

Los términos de la  aclaratoria de UNASUR, desde todo punto de vista, son inapropiados. En lugar de descalificar a algunos medios de comunicación del país (al estilo del Sr. Trump, quien en una de sus primeras intervenciones como presidente calificó a la prensa de su país de “deshonesta”) ha debido pedirle a Zapatero (siempre he tenido curiosidad por qué usa el apellido materno) que se defina, puesto que en los corrillos madrileños esa ha sido su opinión en los últimos tiempos, al igual que nunca estuvo de acuerdo con el revocatorio. Esto lo descalificaba desde un principio por estar parcializado con la posición del gobierno.

La política, al igual que el diálogo, depende de los tiempos y el tiempo del diálogo se venció. El país no comunista, no castrista, no chavista, no revolucionario, estuvo 17 años diciendo y advirtiendo que el socialismo no era el camino. Aquel era el momento del diálogo, de intercambiar puntos de vista, de tomar nota de las opiniones de los sindicatos, de los empresarios, de los gremios y de las universidades. Por lo tanto, el tiempo se agotó. El último intento en noviembre pasado dejó un mal recuerdo en un país que hoy es mayoría y demanda un cambio radical. No más presos políticos. No más hambre. No más inflación. No más inseguridad. No más de Clap, ni carnets de la patria. Basta de cadenas a cada momento.

Dialogar no es negociar, aunque toda negociación requiere del diálogo; pero difícilmente se puede dialogar con un gobierno que incumplió los acuerdos logrados en las reuniones de la Mesa de diálogo, realizadas los días 30 de octubre así como 11 y 12 de noviembre” del año pasado.

En este momento se plantea solo la negociación para salir de la actual crisis política, económica, social y militar. El Acuerdo de Convivencia presentado por los facilitadores de UNASUR es una burla a un país donde más del 80% no quiere convivir con Maduro ni todo lo que representa.

Tags
Mostrar más

Columnistas Invitados

Artículos de análisis y opinión sobre los principales temas de actualidad política, económica, social y cultural escritos por diversos autores, figuras relevantes del acontecer mundial.

Artículos relacionados

Close
Close