EspecialesSin categoría

Escasez e inflación, las hermanas que ponen contra la pared a futuras madres venezolanas

Venezuela es la tierra de las mujeres más hermosas, inteligentes, y únicas, dicen los extranjeros. No obstante, ser mujer y vivir en Venezuela ha pasado de ser una virtud a una pesadilla hecha realidad.

Diariamente el sexo femenino no solo lucha por tratar de conseguir productos necesarios para su cuidado personal, sino también servicios públicos, cuyos costos son muchos más altos que el sueldo mínimo en el país.

Ya no se trata de vivir bien, sino de “sobrevivir”, pues desde adolescentes hasta mujeres de alta edad optan por vivir un día a la vez y salir a las calles de Venezuela para conseguir, quizás, algún lucro para su beneficio de su necesidad.

Clases sociales ¿dónde?, los distintos estratos sociales ya no se logran diferenciar en Venezuela. Ricos, pobres y clase media se la ven en aprietos para conseguir comida, tanto para ellos como para sus familiares; asi como agua, medicinas, exámenes médicos, operaciones y hasta el pago de seguros.

Embarazo, ¿felicidad o ruina?

Quedar en cinta para muchas es una gran alegría. Un pequeño ser que viajará y se formará en el vientre materno durante 9 meses. Sin embargo, no es una muy buena noticia para todas entender que la experiencia de ser madre en Venezuela trae consigo la preocupación de no conseguir o poder pagar los servicios necesarios para el cuidado de un bebé.

Solo las consultas ginecológicas y el ecosonograma cuestan alrededor de 50 mil bolívares (25 mil cada cosa), costos que varían dependiendo del centro de salud. Además las madres deben ir a control prenatal y natal mensualmente, sin mencionar las visitas al endocrino y nutricionistas, solo en algunos casos.

De igual manera, es necesario que la mujer se realice exámenes como hematología completa (cinco mil bolívares), tiroides (16 mil bolívares), orina y hemoglobina (10 mil bolívares). Por otra parte, los padres, o en la mayoría de los casos la madre sola, tendrán otro gasto por el ecosonograma morfogenético que para inicios del mes de enero del 2017 oscilaba entre los 32 mil bolívares. Este monto deberá repetirse en la semana 20 durante el crecimiento del bebé.

Costo de Medicinas, un dolor de cabeza

Como es de gran importancia tomar vitaminas y minerales durante toda la gestación para fortalecer a la criatura, las madres pagaban 13.200 bolívares en estos medicamentos para el mes de diciembre de 2016, en el caso de conseguirlos.

El Maternavit, cápsulas con todas las vitaminas incluidas, tenía, para la fecha, un costo de seis mil bolívares la caja, la cual trae cápsulas para el mes completo. El ácido fólico se registraba en mil 200 bolívares la caja de 20 pastillas, calcio natal dos mil 500 bolívares, el hierro a mil 400 bolívares (no dura el mes). Por otra parte, se les indica a las madres tomar vitamina C dos cápsulas diarias, que equivale a dos cajas por mes; dicho paquete tenía un valor de dos mil 100 bolívares. Es necesario resaltar que dependiendo de la marca, medicamento e importación el costo del mismo será mayor o menor.

Cabe destacar que a las madres se les asigna una dieta alimenticia casi imposible de cumplir debido a la escasez de productos de la cesta básica o, en su defecto, a los altos precios de la misma, incluso de las frutas, vegetales y proteínas.

Día del parto

Para diciembre de 2016 una cesárea costaba desde 800 mil hasta dos millones 500 mil bolívares, pero para el mes de marzo de 2017, como era de suponer, el precio ascendió a dos millones y medio. Asimismo, el suspenso se incrementará pues para el mes de julio podría alcanzar los 4 o 5 millones, afirman los médicos.

Vale acotar que debido a falta de insumos hospitalarios, la mayoría de los especialistas y médicos solicitan a los pacientes llevar, para las operaciones e intervenciones quirúrgicas, las herramientas e insumos necesarios.

No solo estos factores preocupan a los futuros padres, sino también la ropa e implementos para el cuidado del nuevo integrante del núcleo familiar. De esa manera, las niñas pre-adolescentes, parejas jóvenes, adultos y mayores se ven afectados aún más por la crisis venezolana debido a que actualmente se necesitan más de cinco salarios mínimos para cubrir la totalidad de estos gastos.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close