fbpx
Cultura

Se cumplieron 56 años de la construcción de un Muro que dividió a Berlín

El Muro de Berlín, monumento histórico que dividió físicamente a una nación y simbólicamente a dos bloques políticos, cumplió el pasado domingo 13 de agosto, 56 años de su construcción.

La barda fue bautizada entonces como Muro de Protección Antifascista, que separaría el Berlín comunista de las zonas controladas por la República Federal de Alemania.

En 1961, la comunista Alemania Democrática estaba teniendo serios problemas para evitar que su joven y educada población emigrara hacia Alemania Federal. El Muro de Berlín fue erigido en una primera parte casi en una sola noche, sin previo aviso, el 13 de agosto de ese año.

El plan de la construcción del Muro de Berlín fue un secreto de Estado de la RDA, diseñado con el objetivo de impedir la pérdida de población que migraba hacia la próspera República Federal Alemana (RFA).

La descripción de la obra total es aun más aterradora que sus medidas. Tenía 309 torres de vigilancia con expertos tiradores vigilando día y noche. Una barrera de alarmas de tela metálica de un metro ochenta de altura y un tendido de alambre a ras del suelo. Alambrada de púas. Perros, más de mil pastores alemanes entrenados en constante recorrida. Barrera antivehículo, el clásico erizo checo de rieles de acero. Poderosos reflectores de búsqueda. Camino, iluminado de noche, para los guardias y las patrullas militares. Fosos. Minas. Y detrás, oscuridad total, ya que los edificios y las viviendas contiguas quedaron deshabitadas.

El muro también llamado “Muro de la Vergüenza’’ se inició con el decreto de Protección Antifascista que separó a Berlín comunista de las zonas controladas por la República Federal de Alemania. La orden salió de Walter Ulbricht, entonces presidente de la República Democrática Alemana (RDA). Por 43 kilómetros cruzó la ciudad, de su extensión total de 166 kilómetros.

El alcalde de Berlín, Michael Müller, la ministra de Cultura, Monika Grütters, y el comisionado del gobierno para los archivos de la Stasi, Roland Jahn, encabezaron el grupo de representantes políticos que participaron en un acto conmemorativo en la llamada Capilla de la Reconciliación, un templo levantado en lo que fue la franja de la muerte.

En casi de sus tres décadas de existencia murieron 138 personas que intentaron cruzarlo y que fueron abatidos por las balas disparadas por militares del país comunista. Fue el 9 de noviembre de 1989 cuando Günter Schabowski, miembro del Politbüro de la RDA, dio el sorpresivo anuncio de la apertura fronteriza, que marcó el paso para la caída del Muro de Berlín.

Foto: Diario de León

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close