fbpx
Opinión

Los récords mundiales de Chávez

Son cifras internacionales del deterioro que desde 1999 hasta 2016, llevaron al régimen chavista al extremo de crear un bolívar imaginario, que trata de sostener por lo menos, hasta las elecciones de gobernadores.

El pasado 27 de septiembre, el diario digital francés de izquierda radical, Mediapart, famoso por sus fundamentadas denuncias contra la derecha, reprodujo un artículo del blog venezolano Otrava Gamás, titulado “Los Records Mundiales de Chávez”. Algunas cifras que cita el artículo, ya eran escandalosas cuando fue escrito y en este inicio de octubre 2017 se ven no sólo confirmadas, sino en muchos casos, ampliamente superadas.

Se trata de la denuncia de 12 records mundiales con sus respectivas cifras, logrados por el régimen chavista desde 1999 hasta 2016. Son ellos:

  1. En materia de corrupción, 1-er lugar en América y 9º mundial en cuanto a las sumas involucradas. 2. Inflación: primer lugar mundial. 3. Pobreza. 1er lugar mundial según el índice internacional conformado por la suma de la cifra del desempleo con la de la inflación. 4. Devaluación. Primer lugar mundial.

Seguimos con el Nr.5. Escasez. 1-er lugar mundial y además, único, porque la escasez de rubros de comida e higiene ya no existe en ninguna parte, salvo Venezuela. 6. Asesinatos. Caracas superó a partir del 2015 en cifras de asesinatos por 100 mil habitantes a los países más violentos que eran Honduras, El Salvador y Nigeria. 7. Emigración. También en eso, las cifras que brinda el blog son viejas. Actualmente se calcula la emigración venezolana en 2 millones de personas que huyeron del país. 8. Narcotráfico. Venezuela es el principal “puente” del narcotráfico mundial de la cocaína. 9. Justicia. Estudio de una comisión internacional de juristas: en 10 años, el TSJ no ha emitido ni una sentencia que no fuera a favor del gobierno. 10. La malversación. Esto es una lista de todo lo que entró en las arcas venezolanas por el petróleo desde 1999 y plantean la pregunta de a dónde fueron a parar esos miles de millones de dólares. 11. La desindustrialización. Son las cifras de las decenas de miles de empresas que cerraron en Venezuela entre 1999 y 2016. Se les agregan las cifras del Banco Mundial en materia de las posibilidades de crear una nueva empresa, porque Venezuela les aparece como la peor del hemisferio, después de Haití y Honduras. 12. Las epidemias. Son ellas, con todas sus cifras de progresión y/o aparición desde 1999 hasta 2015: el dengue, la malaria, la leishmaniasis, la chikungunya y el zika. Faltó lo último, las enfermedades que hace años estaban erradicadas y reaparecieron por falta de vacunas (ej. el sarampión y la difteria).

Lea también: Qué espera a los venezolanos

Lo más notorio del informe es que en cada caso, son citadas las autoridades internacionales que tienen al día las cifras mundiales por países, también en cada uno de los 12 puntos está la progresión de esas cifras a partir de 1998 o 1999. De allí que el título sea “los records de Chávez”, partiendo del deterioro que se inició con el advenimiento del chavismo en Miraflores.

El informe incluye una observación al margen: “En enero de 2012, Venezuela ocupó el primer puesto en la escala Big Mac de The Economist, con la hamburguesa más cara del mundo (US$9,09), luego se trasladó al último lugar con una hamburguesa a US$0,66. El fenómeno se explica por la drástica caída de la tasa de cambio en 14 años. La debilidad del bolívar es el insuficiente valor del nuevo billete de más alta denominación, que, además, no se encuentra – el de 20.000 Bs – pero hay que reunir 41 billetes para pagar la canasta básica. Si la cuenta se hace con los billetes de mayor circulación, los de Bs.100, se necesitaría una bolsa con 8,322 billetes para ir de compras y pagar las facturas.” Temo que el artículo ya ha sido superado, porque hoy por hoy, 8.322 billetes de cien no alcanzarían para la cesta básica familiar, que según Cendas-FVM, subió en agosto 2017 a Bs.2.938.277,19. Como ya le dije, aquel informe del diario francés de la izquierda radical, Mediapart, es viejo en comparación con lo que va del 2017.

Veamos pues, agregándole al informe de Mediapart, los primeros 9 meses del 2017. Las novedades a partir de allí, son que lo único que se le ocurrió al gobierno después de haber agotado absolutamente todas sus posibilidades, fue crear en el 2017 el dinero fantasma. Ya ni siquiera lo imprime, porque no tiene con qué pagar el papel y la impresión. Lo crea a la manera de una ilusión mágica, colocando cualquier cifra en una computadora del Banco Central y diciendo – ese será ahora tu sueldo. No esperes que te lo paguen en billetes, porque no los hay. Tampoco pienses que eso vale algo, porque no lo ampara ninguna reserva del Banco Central, puesto que tampoco la hay.

En los cuentos de hadas, los hechizos duran hasta la medianoche, porque pasadas las 12 se desvanecen. En el caso de Maduro, busca aguantarlo hasta la medianoche del 15 al 16 de octubre a como dé lugar. Pase lo que pase, las elecciones de gobernadores lo obligan a que el hechizo del dinero fabricado con la magia, le dure por lo menos hasta esos comicios.

Absolutamente todo está puesto en ejecución, para sostener el engaño hasta el 15.O. No hay ni habrá gasolina, porque PDVSA ya no fabrica lo necesario y para seguir importando, es que no hay real. Pero con un supremo esfuerzo de pago de gasolina a precio internacional, por lo menos lograron tapar el hueco por los 15 días venideros, si bien sólo es en Caracas y una parte del interior.

Lea también: El duro camino hacia “la solución”

En materia de comida, será difícil mantener el suministro importado de alimentos para las cajas de comida Clap (que de todos modos, sólo le caen a un 20% de la población), pero consiguieron cubrir este mes de septiembre y lo que va de la primera quincena de octubre.

A medida que pasan los días, el dinero fantasma irá sustituyendo a lo que quedaba de dólares para traer gasolina y la comida mexicana de los Clap. Cuando los últimos dólares se acaben y el bolívar quede solo, no habrá chavista en toda Venezuela, que no se diera cuenta de que su proyecto llegó al final del camino iniciado en 1999. Tendrá que comprender que la progresión del desequilibrio incrementado año tras año en los 12 puntos del informe, llegó al nivel de la crisis final.

 

Tags
Mostrar más

Jurate Rosales

Directora de la Revista Zeta, columnista en El Nuevo País con la sección Ventana al Mundo. Miembro del Grupo Editorial Poleo.

Artículos relacionados

Close
Close