InternacionalesSlide

Theresa May enfrenta un complot de su propio partido para forzar su salida del poder en Reino Unido

El expresidente del Partido Conservador del Reino Unido, Grant Shapps, reconoció a la BBC que está coordinando un plan para forzar la dimisión de su líder y primera ministra Theresa May.

“Creo que Theresa May es una persona muy digna pero por desgracia luchó una elección que no salió bien y tampoco hemos presenciado el relanzamiento (de su liderazgo)”, advirtió el parlamentario en un programa radiofónico con el que arranca la agenda política del país.

Shapps dijo contar con al menos 40 diputados de su partido dispuestos a votar contra la jefa del Gobierno, en serios problemas desde que perdió la mayoría en el Parlamento en las elecciones que anticipó a junio de 2017.

“Falta disciplina en el Gabinete y creo que un creciente número de mis colegas se está dando cuenta de que la solución no consiste en esconder las cabezas en la arena y confiar en que mejoren las cosas”, sostuvo.

May planeaba impulsar su mandato en el congreso conservador que se celebró esta semana en Manchester.

Pero un cúmulo de inconvenientes , desde persistentes ataques de tos y pérdida de voz, a la interrupción de un cómico y la caída de las letras del eslogan del congreso mientras May presidía el estrado, simbolizó la deriva sin aparente rumbo ni renovada energía de su liderazgo.

Shapps persigue con su plan persuadir a la primera ministra a renunciar a su cargo por el bien del partido y del resto del país.

El expresidente de los “tories” no cuenta de momento con el 15 por ciento de firmas de sus propias bancadas, 48 diputados en el momento actual, necesarias para provocar un proceso de selección del nuevo líder.

La ministra de Interior, Amber Rudd, y destacados diputados han salido en apoyo de la continuidad de May al frente del Gobierno mientras continúa la negociación del brexit.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close