DeportesSlide

Neymar se ganó los pitidos del Parque de los Príncipes

El futbolista brasileño Neymar salió fuertemente pitado del Parque de los Príncipes pese a haber anotado un poker y dos asistencia en la victoria del Paris Saint Germain 8-0 frente al Dijon.

Poco le importó a los seguidores del PSG el magnifico partido que venía realizando el brasileño cuando en el minuto 83 el árbitro señaló penalti por una falta sobre Cavani y sin mirar hacia los lados ni escuchar los abucheos del publico Neymar tomó el balón para dirigirse hacia el punto de los 12 pasos.

Minutos atrás el “matador” había anotado su gol 156 con el equipo lo que lo igualaba con el sueco Zlatan Ibrahimovic como máximo anotador de la historia del club. Por esta razón el penalti significaba una gran oportunidad para que el uruguayo marcara un gol histórico con el PSG.

Pero Neymar fue implacable. Agarró el balón sin mirar a nadie, lo posó en el punto de penalti y se mantuvo ajeno a los gritos de “Cavani Cavani” que provenían de las gradas, tornados pronto en silbidos que mancharon una noche mágica.

Después del partido, el jugador visiblemente molesto, abandonó cabizbajo el césped, evitó responder a las televisiones oficiales y menospreció el trofeo de “jugador del partido” que le ofreció un miembro del club, antes de abandonar el estadio serio.

Lea también: Sevilla deja cerca de la eliminación al Atlético de Madrid en Copa del Rey

Con sus actuaciones pocos amigables Neymar sigue empañando sus grandes actuaciones sobre el terreno de juego.

Después de que ambos jugadores iniciaran el año pasado una disputa por quien cobraría las jugadas de balón parado, el entrenador del equipo  Unai Emery, decidió implementar un sistema de rotación por partido para acabar con el tema.

Frente al Dijon era el turno de Neymar, pero la grada y algunos jugadores consideraron que hubiera sido una muestra de grandeza del brasileño ceder el turno al uruguayo para que batiera el récord de Ibrahimovic.

“Hubiera podido dejar el penalti a Cavani, hubiera sido un gesto de ‘juego limpio’”, indicó tras el duelo el defensa belga Thomas Meunier, quien, sin embargo, consideró “ingratos” los silbidos de la grada.

Emery no quiso darle mayor importancia al asunto “las estadísticas son importantes para los jugadores”, en referencia al récord que pudo batir Cavani.

Fuente: EFE

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close