SlideSucesos

Al menos siete niños han fallecido en menos de 24 horas en hospital de Valencia

Jesús Daniel llora constantemente. Parece entender que algo sucede con quien compartió el mismo vientre durante nueve meses: su gemelo Jesús Gabriel, falleció la madrugada de este viernes luego de, presuntamente, contraer una bacteria mortal en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera, CHET, de Valencia. En menos de 24 horas, otros seis niños habrían muerto, al parecer, por la misma causa.
Lesbia Aponte, mamá de los gemelos, se refugia en Jesús Daniel, aunque nada remedia el dolor de una madre ante la pérdida de un hijo. Desde el 25 de enero cuando ingresaron al pequeño por una infección en el ombligo, dormía en un banco de hospital. A la 1:00 a.m, mientras descansaba, la llamaron: su hijo sufrió un paro respiratorio. A las 5:00 p.m fue la última vez que lo vio y le pareció que estaba mejorando, pero la noticia devastadora llegó más tarde: murió.
Los médicos de guardia declararon la muerte de Jesús Gabriel a las 4:00 a.m de este viernes, a la misma hora del primero de enero de este año, cuando junto a su hermanito, se convirtieron en los primeros bebés en nacer en la Chet en 2018.
24 días después regresó al hospital por una infección en el ombligo. Se fue complicando. Por presunta mala praxis le amputaron una pierna. Botaba sangre por la nariz, boca y oídos. Esos mismo síntomas presentaron otros niños que también fallecieron y que llegaron por distintas patologías, contó Aponte desde la morgue mientras esperaba que entregaran el cuerpo. La acompañaba otra hija que saciaba el hambre con mangos de una mata que está frente al portón donde son ingresados los cadáveres.
Durante la mañana, varias mamás que tienen a sus hijos recluidos en la UCI se alzaron. Pretendían cerrar la avenida Lisandro Alvarado como medida de protesta por el número alarmante de niños que han fallecido en menos de 24 horas en ese centro de salud pero alguna advertencia, que no se sabe de donde llegó, las paralizó.
 Sin embargo, a la dirección del hospital sí acudieron. Cuando regresaban a la sala de espera unas mujeres se acercaron al grupo: se murió tu hijo, le informaron a otra mamá. Los padres del infante prefirieron guardar silencio ante el dolor. Ninguna denuncia les regresará a su hijo. Ambos también esperaban por el cadáver sentados en la raíz de un árbol en la morgue.
Como es típico en estos casos, no hay autoridad que ofrezca cifras reales de las muertes. Según familiares, son entre 8 y 10 casos. Todos son llevados a la morgue en la madrugada. El equipo de El Nuevo País en Carabobo obtuvo datos extraoficiales que refieren que, siete niños entre un mes de nacidos y cuatro años, murieron este viernes de forma”natural”. A ninguno les habrían practicado autopsia para determinar realmente las causas de los decesos.
Mientras tanto, Aponte lucha por sacar adelante los tres hijos que le quedan. El resto de las madres en el hospital continúan dando la batalla por no tener que despedir a nadie más.
Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close