fbpx
InternacionalesSlide

A un paso de sobrevolar Siberia la ruta Barcelona-Tokio

Las autoridades aeronáuticas de Rusia España desbloquearon el pasado mes de diciembre la situación para sobrevolar el territorio siberiano desde un punto adicional a Madrid en España, según anunció el Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en su comparecencia en el Congreso para presentar el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020.

El acuerdo abre la vía a la operación de la ruta entre Barcelona y Tokio, que hasta ahora dependía de la autorización de las autoridades rusas a las peticiones de las aerolíneas.

Tanto Norwegian como Level han manifestado su intención de operar la ruta directa a Tokio desde El Prat en un futuro próximo, e incluso el consejero delegado de la compañía nórdica, Bjørn Kjos, aseguró hace unos meses en Barcelona que “si tuviera los permisos, empezaría los vuelos inmediatamente”. Asimismo, la aerolínea japonesa ANA también mostró su interés en la operación de la ruta.

El acuerdo firmado entre España y Rusia está recogido en la última versión de los derechos de tráfico internacionales publicada por Aviación Civil y actualizada ayer mismo. En el acuerdo, consta la opción de operar hasta siete frecuencias semanales un vuelo entre Madrid y Tokio a través de la ruta transiberiana, así como el mismo número de frecuencias desde “un punto de España diferente a Madrid y Tokio”.

El pacto también contempla el mismo número de frecuencias (7 desde Madrid y otras 7 desde otro punto de España) para operar la ruta a Shanghai sobrevolando Siberia.

La ruta directa entre El Prat y Tokio es una de las demandas tradicionales del empresariado catalán con intereses comerciales en el país asiático. Actualmente, Iberia es la única compañía que opera un vuelo entre España y Japón, con tres frecuencias semanales que pasarán a ser cinco a partir de octubre. Para operar la ruta, Iberia solicitó los derechos de tráfico necesarios a Rusia a través de Aviación Civil, que fueron aprobados en junio del 2016.

 

Fuente: La Vanguardia

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close