fbpx
EE.UU.Slide

Fiscal Muller presenta acusación formal a agentes rusos que se aprovecharon de redes sociales en EEUU

Este viernes el fiscal especial Robert Mueller, presentó acusación formal contra varias personas sobre la intromisión electoral en 2016, que pone de relieve la manera como propagandistas rusos aprovecharon a compañías de redes sociales como Fecebook y Twitter.

Se desconoce si esas empresas tecnológicas adoptaron medidas suficientes para impedir que algo similar ocurra otra vez.

Entre los acusados están trece rusos, uno de ellos un empresario cercano a Vladimir Putin, estas acusaciones son por ser parte de una conjura para interferir en los comicios presidenciales de 2016 en Estados Unidos con propaganda en redes sociales.

Según esta denuncia, la conjura rusa tuvo como propósito ayudar al republicano Donald Trump y dañar las posibilidades de triunfo de su contrincante demócrata, Hillary Clinton.

Este supuesto plan era dirigido por la Agencia de Investigación de Internet, una granja de troles con sede en San Petersburgo, Rusia, que difundía mensajes falsos y propaganda que se hacía aparecer como si estadounidenses la hubieran comprado, con el fin de influir en la contienda por la Casa Blanca.

Facebook y Twitter

Las compañías tecnológicas han prometiendo por meses arreglar sus plataformas antes de las venideras elecciones legislativas en Estados Unidos, este viernes volvieron a hacerlo.

Por su parte Twitter en un comunicado dijo el viernes en la noche que está “comprometida a abordar, atenuar y finalmente impedir cualquier intento futuro de intromisión en las elecciones y los procesos democráticos, y hacerlo de la forma más transparente posible”. Mientras que Facebook agradeció a los investigadores estadounidenses por adoptar “medidas enérgicas” y destacó su propia ayuda en la investigación.

La acusación formal confirma los hallazgos previos de las investigaciones del Congreso de que agentes rusos manipularon las redes sociales para fomentar el divisionismo social al simular actividad política de supuestas bases electorales. También pone de relieve que el problema no fueron simplemente los “bots”, cuentas automatizadas en las redes sociales, sino conspiradores humanos que refinaron la propaganda y construyeron relaciones en línea con activistas estadounidenses.

Fuente: AP

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close