fbpx
MundoSlide

Expertos aseguran que incendio en el celebre templo Jokhang no fue provocado

El incendio que afectó el templo Jokhang, que afortunadamente no dejo victimas, fue construido desde hace 30 años, situado en la capital tibetana de Lhasa y considerado uno de los más sagrados del Tíbet, no fue provocado y la razón de este, se debió a fallos en el sistema de ventilación, según lo que determinaron los investigadores del suceso.

El templo de Jokhang, con más de 1.300 años de historia y en el que vive una comunidad de monjes, es uno de los más venerados por el budismo tibetano y recibe cada día miles de peregrinos.

El fuego se originó en la cámara de ventilación del segundo piso del edificio principal. El incendio arrasó un área de unos 50 metros cuadrados y obligó a retirar el característico tejado dorado del recinto, por temor a que se derrumbara.

Luego del incendio se temió que hubiera resultado dañada la estatua más célebre del templo, una que muestra al buda Sakyamuni a la edad de 12 años y aunque no ha sufrido daños se han colocado en torno a ella varios paneles de protección y puntales de forma temporal.

Según los investigadores del incendio, el factor humano en el incidente ha sido totalmente descartado y ni la célebre estatua ni las más de 6.500 reliquias que hay en el lugar se vieron afectadas.

 

Fuente: EFE

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close