fbpx
MundoSlide

Gobierno británico expulsa a 23 diplomáticos rusos por caso del ex espía

La premier británica Theresa May, tomó la decisión de expulsar 23 diplomáticos rusos en medio de la mayor crisis en las relaciones entre Londres y Moscú desde la Guerra Fría. Dicha acción será ejecutada en respuesta al intento de asesinato del ex espía ruso Sergei Skripal (66 años), y su hija Yulia (33 años), que se debaten entre la vida y la muerte diez días después de haber sido envenenados en Salisbury.

May indicó que los funcionarios fueron identificados como “agentes de inteligencia no declarados”, y tienen una semana para abandonar el país. Esta es la mayor expulsión de personal diplomático en 30 años.

El anuncio oficial de las sanciones se realizará tras la reunión del Consejo de Seguridad Nacional este miércoles, horas después que expirara el ultimátum lanzado al presidente ruso Vladimir Putin, para dar “una respuesta creíble” a la intoxicación de Skripal en suelo británico con un agente nervioso conocido como “novichok”, de presunta procedencia rusa.

El despido de diplomáticos será la primera represalia política, junto a un nuevo conjunto de sanciones económicas y el impulso de una versión británica de la Ley Magnitsky, en vigor en Estados Unidos desde 2012, para poder retirar los visados y congelar los activos de oligarcas rusos sospechosos de corrupción.

Entre otras medidas, el Gobierno británico planea la posible retirada de la licencia para emitir en el Reino Unido a la cadena RT, considerada como el brazo de propaganda del Kremlin.

Suspensión de los encuentros bilaterales con Moscú

La máxima representante del Gobierno británico destacó que el incidente ocurrió “en el marco de un patrón bien establecido por el estado ruso de agresión en Europa, y que por lo tanto merece una respuesta robusta”, más allá de las medidas tomadas tras el asesinato de Alexander Litvinenko con polonio radiactivo en 2006.

May anunció ante el Parlamento la suspensión de todos los encuentros biliterales de alto nivel con Moscú, anticipó la retirada de la delegación oficial y de representantes de la Casa Real británica al próximo Mundial de Fútbol, y se comprometió a “desmantelar la red de espionaje ruso en Reino Unido”, según los expertos, aún mayor que la que existía durante la Guerra Fría. “Es trágico que el presidente Putin haya decidido actuar de esta manera”.

“El mensaje es este: quienes vengan a hacernos daño no serán bienvenidos”, dijo al momento de pedir “más poderes legislativos” para poder defender al país “de la actividad de un estado hostil”. May condenó el “desdén” de Rusia desde que arrancó el incidente, y aseguró que la actitud mostrada permite llegar a concluir que Rusia está detrás del “intento de asesinato” de Sergei Skripal y su hija Yulia.

Rusia: “Es una reacción inaceptable e injustificada”

La primera respuesta rusa vino de la embajada de este país en Reino Unido, al denunciar que la reacción británica es “hostil, inaceptable e injustificada”. Moscú reiteró este miércoles que no tiene relación con el caso del ex espía. “La posición de Moscú es conocida, se la hemos comunicado a Londres por los canales diplomáticos y se resume en que no tenemos ninguna relación con lo sucedido en Gran Bretaña”, aseguró el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo este miércoles que Moscú está “muy probablemente” detrás del envenenamiento del ex agente doble ruso Sergei Skripal en Reino Unido, y expresó su “total solidaridad” con May “frente al brutal ataque, muy probablemente inspirado por Moscú.

Asimismo, la OTAN manifestó su preocupación por lo que considera “una violación flagrante de las normas y los acuerdos internacionales” sobre armas químicas, y solicitó expresamente a Rusia responder a las preguntas planteadas por Reino Unido, según una declaración firmada por el secretario general, Jens Stoltenberg.

Los miembros de la Alianza se muestran “muy preocupados” por el “primer uso ofensivo de un agente tóxico” en un territorio de la alianza desde la fundación de la misma, en 1949. Está previsto que este miércoles se reúna el Consejo de Seguridad de la ONU para tratar el envenenamiento del ex agente ruso, a petición de Reino Unido.

Por otro lado, Rusia anunció que pedirá acceso consular para visitar a Yulia Skripal, que es ciudadana rusa, hospitalizada en la ciudad inglesa de Salisbury junto a su padre, el espía doble Sergei Skripal, desde que fueron envenenados con un agente nervioso el pasado 4 de marzo.

Según se ha informado, la mujer, de 33 años, voló el día 3 de marzo de Moscú a Londres para visitar a su padre, un día antes de que ambos fueran envenenados en esa ciudad del suroeste del país.

 

 

Fuente: EM

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close