fbpx
EconomíaSlide

Ante disputa comercial China no descarta devaluación del yuan como herramienta de negociación

China, el gigante asiático no descartaría una futura devaluación del yuan para utilizarla como herramienta de negociación en su disputa arancelaria con Estados Unidos, EE. UU. sin embargo, esta decisión conllevaría una multitud de riesgos para la economía china.

Un yuan más débil ayudaría al presidente de China, Xi Jinping, a impulsar a la industria exportadora, aunque también conllevaría otros riesgos que podrían provocar una sacudida en la economía asiática.

Entre ellos, estarían las relacionados con el pago de la deuda de las empresas locales y sus efectos devastadores en los mercados, tal y como sucedió en el verano del 2015.

Además socavaría los recientes esfuerzos del Gobierno chino para avanzar hacia un sistema de tipo de cambio más orientado a la realidad del mercado.

Una hipotética devaluación también daría motivos al presidente de EE. UU. Donald Trump, para terminar de vilipendiar a China como un manipulador de divisas y probablemente alimentaría una respuesta más dura por parte de las autoridades estadounidenses.

Desde hace más de un año, Trump ha arremetido duramente contra Japón y China, al asegurar que los dos socios comerciales de EE. UU. estaban devaluando sus monedas.

Por su parte, Pekín, que había devaluado el yuan en varias ocasiones durante 2015 y 2016, se comprometía a no utilizar la guerra cambiaria para buscar ventaja o elevar la competitividad en el comercio.

Kevin Lai, economista jefe para Asia de Daiwa Capital, dice, “si usan la devaluación como arma, podría dañar a China más que a EE. UU. La estabilidad monetaria ha ayudado a crear una estabilidad macro. Si eso desaparece podría desestabilizar los mercados y podría volver a repetirse lo que pasó en 2015”, explica Lai.

“Es poco probable que China recurra a una devaluación a menos que agote todas las herramientas para negociar con EE. UU.”, apunta Frances Cheung, jefe de estrategia de Westpac Banking.

“Hay muchas medidas que pueden tomar antes de recurrir a esta herramienta”, señala Ken Peng, estratega de inversión en Citi en Hong Kong.

“Usar la depreciación del yuan es como sacrificar a 800 soldados para matar a solo 1.000 enemigos”.

Desde la llegada de Trump a la presidencia de EE. UU. el yuan acumula una subida del 9% en su cruce con el USD. A pesar del avance, la divisa china ha aguantado en las últimas semanas la escalada de las tensiones comerciales entre ambas potencias.

Los últimos acontecimientos reflejan las dificultades de cara a un acuerdo entre China y EE. UU. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del gigante asiático, Geng Shuang, ha asegurado  que, “bajo las circunstancias actuales, ambas partes no pueden tener conversaciones sobre estos temas”.

“EE. UU. por un lado amenaza con sanciones y por otro dice que está dispuesto a hablar. No estoy seguro de para quién es esta actuación de EE. UU.”, apuntó Shuang. Las fricciones comerciales fueron “totalmente una provocación de los EE. UU.”, añadió.

Las autoridades chinas estarían analizando dos frentes, primero, averiguar el efecto del uso de la divisa como herramienta de negociación con EE. UU. y el segundo, las implicaciones futuras de la devaluación de la moneda ante cualquier impacto comercial.

Por el momento, la escena comercial está de la siguiente manera, Trump anunció aranceles contra la importación de productos chinos por valor de 50.000 millones de USD.

Pekín informó de la puesta en marcha de tarifas por un valor similar contra productos estadounidenses y EE. UU. amenazaba con aumentar sus tarifas hasta los 150.000 millones de USD.

 

Fuente: ElEconomista.es

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close