fbpx
DestacadoMundoSlide

Israel teme que Rusia dote a Siria de misiles S-300 tras el ataque occidental

El anuncio de que Rusia planea dotar de misiles S-300 a Bachar el Asad tras el ataque encabezado el sábado por Estados Unidos ha generado inquietud en Israel. La venta del sistema de defensa tierra-aire de largo alcance estaba paralizada desde el inicio de la guerra en Siria por las reticencias occidentales al rearme del régimen. Las Fuerzas Armadas de Israel consideran que el despliegue de las baterías S-300 puede blindar a Damasco frente a futuras acciones de represalia, según revelaron el domingo analistas de defensa de la prensa hebrea.

Juan Carlos Sanz/ El País

Poco después del bombardeo conjunto de EE UU, Francia y Reino Unico contra objetivos vinculados al programa de armas químicas sirio, el general Serguéi Rudskói aseguró que Rusia estaba dispuesta a examinar el suministro de misiles S-300 a Siria. Equipada con baterías y sistemas de fabricación soviética con más de 30 años de antigüedad, la defensa antiaérea siria interceptó, según Moscú, siete de cada diez misiles de crucero disparados el sábado por navíos de guerra y aviones de combate occidentales.

Israel ha lanzado más de un centenar de operaciones aéreas sobre Siria durante el conflicto civil que estalló hace siete años, en su mayoría contra convoyes y depósitos de armas destinados a Hezbolá, la milicia chií libanesa aliada de El Asad con la que libró una guerra en 2006.

Desde hace más de un año, sus observadores militares han asistido a la progresiva mejora de los sistemas antiaéreos sirios. En marzo de 2017, cazas israelíes que habían participado en una incursión en el país vecino fueron atacados con cohetes, que tuvieron que ser interceptados por el escudo antimisiles Arrow desarrollado conjuntamente por Israel y EE UU. El pasado febrero, un F-16 israelí fue derribado por cohetes sirios tras una operación de castigo contra una base aérea con presencia de fuerzas iraníes.

Los expertos en asuntos de defensa de los medios israelíes, generalmente informados por los servicios de inteligencia militar, coincidieron el domingo en destacar que el Estado judío teme ver amenazada la “libertad de acción” para su Fuerza Aérea si los sistemas de misiles S-300 acaban instalándose en las bases sirias. Este sistema defensivo de cohetes y radares puede poner en peligro las operaciones de la Fuerza Aérea israelí en un radio de hasta 300 kilometros.

Incidente confuso en Alepo

Israel mantiene un “mecanismo de comunicación” con las fuerzas rusas destacadas en Siria desde septiembre de 2015 en apoyo del régimen de Damasco. Oficiales de enlace envían información al Estado Mayor ruso de los movimientos de sus aviones de combate sobre Siria para evitar enfrentamientos accidentales. Washington cuenta con un sistema similar de comunicación con Moscú.

Lea también: Primera ministra británica y presidente francés, reciben fuertes críticas por ataque a Siria

Rusia ha desplegado el sistema antimisiles S-400, el más avanzado con el que cuenta, para proteger sus instalaciones militares en Siria. Moscú mantiene bases permanentes en Tartus (naval) y Hamenim (aérea), en la provincia costera de Latakia. Ninguna de ellas se vio afectada por el ataque conjunto estadounidense, británico y francés. Moscú domina el espacio aéreo sirio con la presencia de decenas de aviones de combate —incluidos los nuevos cazas Su-57, indetectables para el radar— y con la superioridad de sus baterías de misiles antiaéreos.

Tras la intervención occidental en Siria la tensión no dejado de crecer. Un confuso incidente en Jabel Azan, en los alrededores de Alepo (norte), en la noche del sábado al domingo, hizo pensar en un nuevo ataque israelí contra bases iraníes en el país árabe, como el registrado hace una semana en la provincia de Homs (centro).

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de una explosión con víctimas en unas instalaciones militares ocupadas por milicias chiíes.Citando a fuentes de la oposición al régimen sirio, medios árabes atribuyeron los hechos a un bombardeo con drones israelíes, en el que habían perdido la vida varios milicianos chiíes afganos y un oficial iraní.

El canal de televisión Al Mayadin, vinculado a Hezbolá, que se halla desplegada en la misma zona, precisó que la explosión se había debido a un accidente en un depósito de municiones.

Inspectores de armas químicas en Damasco

Los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) comenzaron el domingo a analizar el presunto ataque químico en Duma (periferia de Damasco) que motivó el bombardeo occidental contra objetivos sirios. Un equipo de inspectores llegó a la capital siria después del ataque. “Está previsto que vayan hoy [domingo] a Duma para iniciar su trabajo”, declaró a France Presse el viceministro sirio de Exteriores, Ayman Susan.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close