DestacadoLatinoaméricaSlide

Daniel Ortega cancela el decreto sobre pensiones para “facilitar” el diálogo en Nicaragua

El país vive inusitadas protestas que han dejado más de 20 muertos, según organismos de DDHH

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este domingo que su gobierno canceló los planes para reformar el sistema de pensiones, cuyo anuncio la pasada semana generó una ola de protestas que dejaron muertos, heridos y crecientes saqueos e inestabilidad en el país centroamericano.

En un discurso en la televisión nacional, Ortega informó que la junta del sistema de seguridad social de Nicaragua había votado a favor de revocar la medida, mientras cientos de personas continuaban en las calles protestando en distintas localidades de la nación, reseñó BBC Mundo.

“Esta resolución que estoy dando en estos momentos, que acaba de aprobar el Consejo Directivo de la Seguridad Social, lo que está haciendo es revocando, o sea cancelando, poniendo a un lado, la resolución anterior del 16 de abril del año 2018, que fue la resolución que sirvió como detonante para que se iniciara toda esta situación de protesta“, indicó.

Lea también: Manifestantes tumban monumento en honor a Chávez en Nicaragua (+Fotos y Video)

Al menos 10 personas murieron durante las manifestaciones, según cifras del gobierno, aunque fuentes de derechos humanos estiman que el número supera las 25 víctimas, entre ellas un periodista que realizaba una transmisión en vivo por Facebook.

Las nuevas medidas de seguridad social establecían que el pago que realizan los empleados al seguro social se incrementarían de 6,25% al 7% y que los jubilados tendrían que aportar un 5% de su pensión en concepto de cobertura de enfermedades a partir del próximo 1 de julio.

Cientos de personas salieron a las calles, se sumaron estudiantes universitarios y comenzaron los enfrentamientos con la policía y el ejército, que, según varios testigos, dispararon con municiones contra los manifestantes.

El gobierno acusa a “vándalos de derecha” de sumarse a las protestas para realizar saqueos y actos vandálicos, mientras los manifestantes aseguran que son los propios seguidores del gobierno y policías quienes se aprovechan para robar en los negocios.

En su discurso, Ortega justificó el uso de la violencia por las fuerzas policiales, lo que había sido cuestionado anteriormente por el papa Francisco, Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales.

“No queríamos usar a la policía. Hasta donde pudimos, pero desgraciadamente no hay más alternativa”, sostuvo.

El mandatario aseguró que el próximo paso será abrir una mesa de diálogo para encontrar la vía de fortalecer la seguridad social a mediano y largo plazo, aunque advirtió que no se admitirán condicionamientos a dichas conversaciones.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close