fbpx
EconomíaSlide

Salario mínimo de Venezuela a lo más bajo de América Latina

Precios se comen el salario del venezolano

Nicolás Maduro decretó este lunes 30 de abril un nuevo aumento en el salario mínimo mensual a un millón de bolívares que junto con los cestaticket, se elevó a los dos millones quinientos.

Este es el tercer incremento en lo que va de 2018 y el noveno desde enero de 2017. Es el vigésimo cuarto desde que Maduro tomó la presidencia en 2013 y el número 44 en los 19 años de la llamada Revolución Bolivariana que inició Hugo Chávez.

En un supermercado de una zona clase media de Caracas el martes 1 de mayo los precios estaban de la siguiente manera, según publicó en una nota el portal web BBC Mundo:

  • 1 lata de atún de 140 gramos: 1,1 millones de bolívares
  • 1 kilo de pollo con hueso y piel: 1,37 millones
  • 1 kilo de queso en lonchas: 2,8 millones
  • 1 kilo de papas: 679.995 bolívares
  • 2 rollos de papel higiénico: 688.000 bolívares
  • 12 huevos: 526.000 bolívares

De acuerdo con estos precios, con el nuevo aumento se podría comprar lo siguiente:

  • 2,3 latas de atún o
  • 1,86 kilos de pollo o
  • 910 gramos de queso o
  • 3,75 kilos de papas o
  • 7,5 rollos de papel higiénico o
  • Casi 5 docenas de huevos
    • En Colombia se podrían comprar 93
    • En Bolivia 101
    • En México 178
    • En Argentina 232Los supermercados se encuentran más surtidos que en semanas o meses anteriores. En comparación, las colas han desaparecido casi en su totalidad. Sin embargo, todavía se pueden encontrar cuando se colocan a la venta productor a precio regulado.

      “La semana que viene ese salario sólo comprará una lata de atún”, expresó Luz, empleada del hogar. Ella se encuentra convencida que los precios de los productos seguirán subiendo a una velocidad mucho mayor que el salario.

      Al cambio a tasa oficial el nuevo salario equivale a US$37,11. Sin embargo, si usamos el cambio paralelo en el mercado negro, que de hecho fija en la economía buena parte de los precios, apenas es de US$3,6.

      Colocando a Bolivia como ejemplo, el salario mínimo es de US$305, en Colombia llega a US$279, en Argentina los supera con us$465 y en México supone al cambio US$142.

      Aunque en Venezuela mucho de los servicios son casi gratuitos, el suministro de agua y luz presenta fallas en toda la entidad.

      Tomando como ejemplo una lata de atún, utilizando todo el nuevo salario mínimo en Venezuela compraríamos apenas 2,3 unidades.

      Teniendo en cuenta el precio de la lata en estos países y el salario mínimo:

    El régimen de Venezuela justifica estos aumentos diciendo que son un “escudo” contra una “guerra económica” impuesta por la “oligarquía y el Fondo Monetario Internacional”. Afirman que los venezolanos sufren una inflación inducida. Según algunas mediciones, la inflación alcanzará en el 2018 el 15,000% anual.

    Muchos venezolanos consideran que el aumento salarial acelera la inflación porque supone incrementar más la liquidez monetaria. Mayor cantidad de bolívares no es igual a mayor capacidad de adquisición de productos.

    “El aumento (de salario), más que un factor inflacionario es de protección necesaria obligada para la clase trabajadora”, defendió Maduro este lunes.

    El economista Alejandro Grisanti afirmó que los aumentos salariales no eran “la solución”, sin embargo, consideró que: son necesarios y deberían incrementar su frecuencia hasta que comience un cambio de política económica”, escribió en Twitter.

    Maduro prometió esos cambios en la economía venezolana si gana las elecciones del 20 de mayo, pese a que gobierna el país desde el año 2013. Mientras esto sucede, los precios se están comiendo al salario mínimo.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close