fbpx
Tecnología

¿Por qué no necesitas descargar la batería de tu móvil la primera vez que lo usas?

Conoce además el cuidado que debes tener sobre ella

Seguro que lo has escuchado alguna vez: la primera vez que uses un nuevo móvil, ordenador portátil, tablet o lo que sea que hayas comprado tienes que dejar que se descargue por completo y luego cargarlo a tope para que la batería ‘recuerde’ su capacidad máxima y puedas sacarle el mayor rendimiento.

Puede que este consejo haya salido de la boca de tu cuñado o incluso de un supuesto experto en tecnología de una gran superficie comercial, pero no podrían estar más equivocados: no sólo no es cierto que las baterías actuales tengan memoria, sino que descargarlas por completo puede ser incluso perjudicial para su buen uso a medio y largo plazo.

Pero antes de explicar esto, un poco de historia y contexto, que no viene mal.

Las baterías con memoria existen

Hace unos 15 años, es cierto que las baterías necesitaban un especial cuidado cuando se las empezaba a utilizar. Las batería de níquel-hidruro metálico eran las más comunes junto con las de níquel cadmio.

Se las conocía por sus siglas Ni-MH y NiCd, respectivamente, y simplificando mucho se podría decir que eran pilas convertidas en baterías recargables. Y, efectivamente, necesitaban una descarga completa seguida de una carga al 100% para saber cuál era su capacidad. Así de ‘tontas’ eran.

Hablamos en pasado porque su uso se ha ido reduciendo casi hasta la extinción. Aunque las pilas que conocemos y que se siguen usando en algunos dispositivos (relojes de cocina, mandos a distancia, etc) aún emplean esta tecnología por lo barata que resulta, apenas son un 3% del total de baterías del mercado.

Algunos coches eléctrociso usan estas baterías, como el ampliamente conocido Toyota Prius, pero lo cierto es que la industria del automóvil está buscando alternativas que permitan una mayor autonomía y durabilidad. Los Tesla utilizan otras baterías, sin embargo, de las que hablamos ahora.

Tu móvil no debe llegar al 0%

Tu teléfono móvil, sin embargo, utiliza baterías de litio, de ion-litio si nos ponemos exquisitos. Y aunque es una tecnología que no ha avanzado lo suficiente en los últimos años más allá de la compresión de los componentes, es la más empleada por su fiabilidad, por la energía transmitida y porque sin ellas sería imposible que un potentísimo ordenador de bolsillo con una pantalla cada vez más grande aguantara encendido ni una hora.

Eso es lo que es tu smartphone en definitiva y, lo creas o no, que aguante un día encendido es todo un logro que se ha conseguido gracias a años de avances en el consumo energético de los chips de su interior y de las baterías que lo potencian.

Una de esas innovaciones es que no necesitan que se les recuerde su capacidad, que la tienen bien aprendida. Si tu móvil tiene una batería de 3.000 miliamperios, una medida muy común en los modelos de 2018, durará eso hasta que se vaya desgastando por el uso. La cargues por completo o no, va a durar lo que ha sido diseñada para aguantar.

Así que nada de dejar que muera al llegar al 0%, porque eso de hecho es contraproducente. Por su diseño, las baterías de ion-litio funcionan por ciclos: saben cuándo han completado uno por sí solas y no importa cuántas veces se hayan conectado al cargador. Un ciclo sí equivale al consumo de la capacidad completa de la batería, pero no es igual a las veces que tú lo cargas.

Esto se entiende mejor con un ejemplo: un ciclo de tu batería se completaría si, teniendo la batería al 50%, la cargas una vez hasta el 100% y la vuelves a cargar otra vez cuando vuelve a alcanzar el 50%. Otro ciclo podría ser cargar un 15% de batería y luego un 85%. O cargar un 71% y luego un 29%. La batería lleva su propia cuenta y su propio ritmo, y eso es lo que determinará su aguante.

La duración de la batería de tu móvil dependerá de cuántos ciclos haya superado. La norma actual es que, tras 600 ciclos completos de carga (que no es necesariamente lo mismo que cargar tu móvil 600 veces), la capacidad total de la batería sería de entre un 85% y un 80% del total.

Ojo, que aquí hablamos sobre el papel: puede que tu batería se estropee menos con el tiempo y puede también que notes que dura menos por culpa del software, esto es, que Android e iOS operen peor.

¿Cómo cuidar entonces la batería?

Lo mejor, según el consenso general de fabricantes y expertos en química, es no dejar que el móvil o el dispositivo de turno con batería de ion-litio se descargue por completjo (llegar al 0%) muy a menudo.

Del mismo modo, cargarlo hasta el 100% también puede hacer algo de daño, es mejor dejarlo al 95% o algo así para no llegar al tope de carga de la batería y arriesgarse a cierta sobrecarga. No es que tu móvil vaya a estallar si lo dejas cargando toda la noche, porque son dispositivos muy listos que evitan estos problemas, pero los expertos no lo recomiendan.

Lea también:  Facebook suspendió 200 aplicaciones por el uso indebido de datos 

La razón para esto es la química: los componentes están en estrés y en tensión, y esto puede estropear el proceso químico que las mantiene con su máxima carga si se abusa a menudo de ello.

Esta es otra razón por la que no conviene tener siempre enchufados los móviles o, algo mucho más común, los ordenadores portátiles. Es mejor cargarlos, desenchufarlos, usarlos y cargarlos de nuevo cuando sea necesario.

Por supuesto, esto son todo escenarios teóricos y puede que en la práctica haya alteraciones, como baterías que se estropean muy rápido por algún fallo no identificado o un cable defectuoso que carga más despacio de lo que debería. Siempre es buena idea estar atento de estos detalles para resolverlos, sobre todo cuando la garantía aún está en vigor.

Un último consejo: su vas a almacenar un dispositivo durante mucho tiempo, no lo hagas con su batería descargada. Las baterías de ion-litio van perdiendo su carga a un ritmo de entre el 5% y el 10% al mes cuando no se usan. Si dejas un portátil en su caja al 0%, puede que a largo plazo sea incapaz de cargar su batería o no almacenar toda la energía que debería.

Con información de EL MUNDO

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close