fbpx
DeportesDestacado

Gigi Buffon se despide de la Juventus oficialmente

“Es tímido, leal, ambicioso, transparente, honesto. Ha estado en el paraíso, ha bajado al infierno (de Segunda) y ha vuelto al paraíso. Nosotros, gente de la Juve, le estaremos eternamente agradecidos”. Con estas palabras Andrea Agnelli, presidente de la Juve, dio paso a la última rueda de prensa de Gigi Buffon con la camiseta de la Juve. El portero y capitán del conjunto bianconero ha anunciado esta mañana que deja el equipo italiano a final de temporada. Este sábado disputará su último partido en Turín. Dijo Agnelli que Buffon es la persona que más ha visitado su casa en los últimos meses. “En nuestra cabeza y en la suya estaba ir a Rusia a jugar su sexto Mundial y no ha sido así. Además, le pitaron un penalti en contra (en el Bernabéu contra el Madrid) que le ha impedido ganar la Champions”, aseguró el presidente de la Juve sentado a su lado.

Al mismo tiempo, anunció que Buffon ha recibido propuestas para seguir jugando, pero también para ocupar cargos [se habla de una posible presencia en la Federación Italiana] lejos del terreno de juego. Sobre el futuro, el portero dice que tomará una decisión la semana que viene. Ha recibido ofertas de equipos extranjeros, pero no ha desvelado cuáles. Se le vio emocionado a Buffon a sus 40 años. Le costó controlar las lágrimas. “Soy un inconsciente, pero no le tengo miedo al futuro”, dijo el portero, que descartó rotundamente la posibilidad de seguir jugando en Italia.

¿Qué le tendrían que ofrecer para seguir jugando?, le preguntaron.  “Me basaré en las sensaciones que me transmitan, en la importancia que pueda tener en un proyecto, las motivaciones y evidentemente mi estado de forma. Lo decidiré con tranquilidad, después de reflexionar unos días, no quiero dejarme condicionar por el ímpetu del momento. No soy de los que se ve terminando mi carrera en campeonatos de tercera o cuarta porque soy un animal de competición y en campeonatos menores no podría vivir ni me sentiría cómodo”, explicó.

Recalcó Buffon que esta temporada ha sido agotadora a nivel emocional. “La eliminación contra Suecia y el fracaso de no poder disputar el Mundial ha sido un peso enorme”, dijo. El Mundial lo ganó en 2006 en Alemania. Sólo hay un trofeo que falta en su vitrina: la Champions. Perdió la final contra el Barcelona en 2015; perdió también la final de Cardiff en junio del año pasado contra el Madrid. Y contra el Madrid acabó expulsado y eliminado en los cuartos de final de esta temporada. Sus declaraciones de esa noche contra el colegiado -al que invitó a sentarse en la grada a comer patatas con su mujer si no tenía coraje para arbitrar ese tipo de partidos- han hecho que la UEFA le haya abierto un expediente.

Durante la rueda de prensa de su despedida volvió a hablar de ese tema. “Creo que es incluso correcto que me sancionen, es normal por el comportamiento que tuve. No en el campo [le gritó en la cara al árbitro] porque todavía hoy no he entendido porque me expulsó, pero sí por lo que dije después. Fueron palabras motivadas por la situación, estaba roto. Dos días después sentí lo que dije, lamenté haberle ofendido porque el árbitro es alguien con un trabajo muy difícil. Si me lo hubiese encontrado dos días después, le habría dado un abrazo y le habría pedido disculpas. Eso sí, también le habría repetido lo que pienso: que podría haber hecho las cosas pensándoselas mejor”, explicó Buffon.

El portero, que llegó a la Juve en 2001 y no abandonó al club ni siquiera cuando bajó a Segunda por el Moggigate, dijo esta mañana sentirse feliz por despedirse hoy con 40 años y con un motor que todavía funciona. “Estoy orgulloso de haber llegado con 40 años y este motor, de haber jugado estando a la altura de mi nombre y del nombre de la Juve. Por eso despedirme así me hace feliz. Soy un afortunado. No todos los deportistas llegan a esta edad con este rendimiento, no es algo que haya que dar por descontado. Si con 40 años sigo aquí y estando como estoy es mérito de la Juve y de su mentalidad”, concluyó Buffon entre los aplausos de la sala de prensa.

Estaba previsto que el día 4 de junio también se despidiera de la selección italiana con un partido homenaje [el amistoso contra Holanda], pero el portero lo desmintió esta mañana. Dice que no quiere ser un problema para Italia y que en los últimos meses percibió que lo estaba siendo. “La selección, además, tiene jóvenes y grandes porteros que necesitan jugar para adquirir experiencia”.

Con información de El País.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close