fbpx
Deportes

Alexander González logró el ascenso a la primera división de España con el Huesca

El Huesca donde milita el futbolista vinotinto Alexander González consiguió ascender a la máxima categoría del fútbol español por primera vez en su historia.

La hazaña la concretaron en su visita al Lugo en un partido se les puso de cara pronto. Lo mejor que podía pasarles para templar los nervios. Condujo Melero, conectó con Moi Gómez, cedido, curiosamente, por el Sporting de Gijón (rival por el ascenso), y en la frontal del área recogió el balón Gallar con algo de fortuna en el primer toque y un gesto de clase en el segundo para enchufarla con precisión.

El gol alivió la presión de los oscenses, pero el Lugo no estaba dispuesto a facilitarle la fiesta en el Anxo Carro. Escriche, que se ha convertido en indiscutible para Francisco tras haber dado el salto desde el filial, remató a bocajarro en el segundo palo en un saque de esquina y Remiro se dejó la cara para despejarlo.

El portero quedó aturdido, pudo continuar un poco más en el césped, pero finalmente tuvo que pedir el cambio y fue retirado en camilla a los 26 minutos.

Debutó Roberto Santamaría con el Huesca y pronto cogió confianza con un vuelo acertado para sacar un cabezazo de Iriome a la media hora.

Lea también: Santiago Herrera sobre Sudamericanos: vamos a ser campeones sudamericanos y clasificar al Mundial

El Huesca apretó en el último cuarto del primer periodo. El larguero, en una falta que despejó Azeez y que sacaron entre Roberto y el larguero, demoró unos minutos el segundo gol de los aragoneses, que llegó en el 38.

Pulido, de espuela, batió a Roberto tras recibir un pase que filtró el exrojiblanco David Ferreiro y acercó aun más el ascenso a los oscenses.

El Lugo reaccionó tras el descanso con la entrada de Sergio Gil por Cristian Herrera y puso en problemas al Huesca, pero falló en el área.

Santamaría frustró el gol de Jaime Romero a los 52 minutos y vio cómo un cabezazo de Escriche se iba desviado segundos después. El Huesca seguía teniendo renta y, por si acaso, Rubi incorporó a Sastre para ayudar a contener el empuje de los locales.

La sentencia pudo llegar a falta de media hora, pero el árbitro le anuló por fuera de juego (lo era por centímetros) el tercer gol al Huesca, que era el segundo de Pulido, esta vez de cabeza en una falta colgada por Moi Gómez.

El encuentro se endureció y una entrada fuerte de Sergio Gil a Sastre provocó una tangana que acabó con Pulido por el suelo. Las interrupciones beneficiaban al Huesca.

Francisco puso más pólvora para intentar meter a su equipo en el partido, pero el Huesca resistió con cabeza y los jugadores y la afición del conjunto aragonés pudo celebrar su primer ascenso a la élite del fútbol nacional.

Fuente: EFE 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close