fbpx
Economía

Nuevos anuncios en Italia causan impacto positivo en la economía

Giovanni Tria, ministro de Economía del nuevo Gobierno de Giuseppe Conte, dijo que rechaza la posibilidad de que Italia salga del euro y que hará todo lo posible para que el país reduzca su galopante deuda pública lo cual causó un impacto positivo en las bolsas. La vorágine vendedora entre los inversores de bonos se revirtió, subieron de nuevo los precios y cayeron con fuerza las rentabilidades. En un solo día, el de ayer, los bonos italianos a diez años pasaron de rendir un 3,1% a dejar tan sólo el 2,8%. Los de dos años, muy tensionados en los últimos tiempos, bajaron su rendimiento de forma brutal, del 1,7% al 1,1%. Hace sólo dos semanas, en el momento de mayores dudas sobre la deriva del nuevo Gobierno, llegaron al 2,4%, una anomalía absoluta y absurda para un país miembro de un mercado único cuyo banco central tiene los tipos de interés en el 0%.

De igual manera ayer se supo que la producción industrial subió un 1,9% interanual en abril. Entre una cosa y otra, la Bolsa de Milán se disparó un 3,4%, con los bancos en subida libre. Intesa Sanpaolo lideró las ganancias con un 6,6%, seguido de Unicredit (6,2%), UBI Banca (5,4%) y Mediobanca (4,9%), entre otros. La menor incertidumbre sobre la tercera economía de la eurozona benefició a la moneda única, que cotizó buena parte del día por encima de los 1,18 dólares.

El buen tono se dio en todas las bolsas europeas, como muestra que el Eurostoxx subiera más de un 1,1%. Londres avanzó un 0,8%, Frankfurt recuperó un 0,6% y París limitó las alzas a un 0,4%. Por encima de todas ellas, el Ibex se fue hasta los 9.890 puntos, un 1,56% más que el viernes, con la ayuda inestimable de los bancos y de la menor presión sobre la deuda de los países periféricos. Bankinter subió casi un 4%; Banc Sabadell, Santander y CaixaBank ganaron alrededor de un 3%; y BBVA dejó al margen sus problemas en Turquía y acabó un 2,5% arriba. La deuda del Tesoro subió en bolsa y la rentabilidad del bono español a diez años bajó desde el 1,47% al 1,45%. Este descenso, unido al repunte en la deuda alemana –pasó del 0,45% al 0,49%– situó la prima de riesgo española por debajo de los 100 puntos.

Una buena noticia para el Tesoro, que hoy afronta sendas subastas de letras a seis y nueve meses y que se verá beneficiado, previsiblemente, de las menores tensiones en el mercado. A partir de hoy, las referencias para los inversores serán constantes. En primer lugar, se esperaba al resultado de la cumbre coreana con Donald Trump en Singapur, que afectará sin duda a la economía global. Por la tarde, medio mundo económico estará pendiente del dato de inflación estadounidense, un indicador que será clave para la Reserva Federal, que el miércoles reúne a su comité de mercado abierto. Los analistas dan un 95% de posibilidades a una subida de los tipos de interés hasta la horquilla del 1,75%-2%. No se descarta que, en función del dato de inflación en Estados Unidos, la Fed se abra a anunciar una nueva alza de los tipos en septiembre.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close