fbpx
Cultura

Urdangarin celebra con su esposa y sus hijos el cumpleaños de la Infanta en sus últimas horas en Ginebra

Cristina de Borbón junto a varios escoltas y dos vehículos conducidos por los agentes de policía españoles esperaban a Urdangarin

Minutos más tarde de las 17:15 de la tarde salía de la terminal del aeropuerto de Ginebra el condenado Iñaki Urdangarin. Regresaba a la cuidad donde reside con su familia con la orden de ingreso en prisión bajo en brazo. Consciente que estas serán sus últimas horas en la ciudad suiza, anoche se desplazó con su esposa la Infanta Cristina y sus hijos a un restaurante de la ciudad para celebrar el cumpleaños de la hermana del Rey, que este miércoles cumplía 53 años.

Cristina de Borbón, junto a varios escoltas y dos vehículos conducidos por los agentes de policía españoles encargados de la seguridad de la hermana de Felipe Vl, esperaban a Urdangarin en el exterior de la terminal y sin pasar por casa, se iban de celebración, aunque un tanto amarga.

Sólo dos de los hijos de la pareja, menores, se dejaron ver acompañados de otros escoltas saliendo del número 12 de la Rue des Granges, donde tienen su domicilio, cargados de bolsas y regalos –presumiblemente para su madre–.

La familia Urdangarin-De Borbón tampoco ha dormido en casa esta noche. Con el fin de alejarse de los focos mediáticos y las cámaras de televisión que esperan la salida de Iñaki para viajar a España e ingresar a prisión, han preferido alojarse en un hotel cercano al restaurante donde han cenado para pasar más desapercibidos. Este miércoles, de hecho, Urdangarin tampoco durmió en su casa, aunque sí lo hizo su esposa.

Está por ver si este jueves por la mañana, Cristina de Borbón acudirá a su lugar de trabajo y los hijos a la École International, o si la entrada del patriarca a prisión de forma inminente rompe la rutina familiar para aprovechar los últimos minutos en familia.

Información de OK DIARIO

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close