fbpx
Cultura

Con Waka Waka comenzó la historia de amor entre Shakira y Piqué que ya lleva ocho años

En el 2010 la cantante colombiana Shakira tuvo por segundo Mundial consecutivo el honor de cantar uno de los temas oficiales. Para la grabación de Waka Waka, decidieron llamar a algunos de los mejores futbolistas, pero sería el español el que flechó a la colombiana con sus palabras, “voy a ganar este Mundial porque quiero verte al final del torneo e invitarte a una cena romántica”.

La respuesta de Shakira fue “Sí”, aunque relató que sintió que le caía un rayo al ver esa sonrisa. Así empieza una de las historias de amor más singulares de nuestro tiempo, reseñó Univisón.

La propuesta visual para el video musical de ‘Waka, waka’ era que varios de los más destacados jugadores internacionales, Cristiano Ronaldo, Dani Alves, Leo Messi, Rafa Márquez y Piqué, entre otros, participaran con ella al ritmo de la canción.

Piqué apareció apenas un par de segundos durante la grabación, pero fue suficiente para causar un impacto en la cantante. Al conocer al alto defensa del Barcelona, no se imaginaba que le iba a cambiar la vida. En ese momento, Shakira había terminado una larga relación con Antonio de la Rúa, hijo de un expresidente argentino, con quien había convivido casi 9 años.

Piqué tenía una novia, Nùria Tomás, una joven actriz española de familia pudiente, con quien llevaba una relación formal, e incluso habían hecho planes para que ella fuera a apoyar a la ‘La Roja’ a la competencia, cosa que no sucedió.

Lea también: Robbie Williams cree que tiene el síndrome de Asperger

Después de grabar el video, y hacerle esa propuesta, Piqué siguió la conquista y se las arregló para conseguir el teléfono de la colombiana y antes de viajar a Sudáfrica, le mandó un mensaje de texto, para preguntarle cómo estaba el clima, lo cual, como él mismo dijo, fue solo una excusa para abrir el diálogo.

“Ella me respondió con una parrafada larguísima, dándome muchos detalles de todo. Me di cuenta de que algo pasaba, por lo que empezamos a hablar y le repetí que teníamos que llegar a la final para volver a vernos”, dijo.

Lo que le dijo, finalmente, se cumplió. La selección española ganó el Mundial y Piqué la invitó a salir. Así fueron descubriendo que tenían muchas cosas en común, entre ellas el cumpleaños, el 2 de febrero, pero con 10 años de diferencia, y después de los primeros encuentros, la pareja comenzó su romance.

La prensa no tardó en iniciar una persecución de la pareja, haciendo todo lo posible por captarla y  en 2011 la foto de su primer beso público cubría las portadas de varias revistas internacionales de la prensa rosa.

“Estoy en un momento muy feliz de mi vida. No sé si el más feliz, pero disfruto de un momento muy bueno. Estoy en el mejor club del mundo, en la mejor selección… y estoy enamorado. Ayer volvimos tarde de Sevilla y no la he podido ver (habla sobre la foto del beso) hasta ahora que me la han enseñado. ¿Pero está bien no? El beso es bonito”, confesó él en ese momento.

Durante los 8 años que lleva la relación han tenido dos hijos: Milan, de 5 años y Sasha, de 3. Él ha manifestado su deseo de tener tres hijos.

“Cuando tomamos la decisión de tener un hijo es que todo va viento en popa. Es una decisión importante y (en mi caso) la tomas con tranquilidad, sabiendo que es la mujer de tu vida”, sentenció el central en una entrevista para Caracol Radio.

“Mis hijos son totalmente inconscientes de la vida que llevamos su madre y yo. Cuando Milan ve que firmamos un autógrafo, él también los quiere firmar. No entiende nada y cree que todos los padres actúan igual. Eso sí, se conoce los números de todos los jugadores desde que tiene un año y medio”, aseguró.

Han tenido también sus momentos amargos: inconvenientes de salud de sus hijos, que no fueron graves pero los tuvieron preocupados. Luego, los problemas en la voz de la cantante, quien debió ser operada debido a una hemorragia que sufrió en las cuerdas vocales y que la llevaron a posponer su gira mundial ‘El Dorado’. Y también su problema fiscal en España.

Todo esto ha creado momentos de tensión y conflicto en la pareja, pero pese a todas las especulaciones, la cantante contó cómo su pareja ha sido un pilar fundamental en su peor crisis y cómo la alentó a no abandonar su carrera pasado el torbellino de la maternidad.

 “Soy una mujer que debe compaginar el rol de madre con el de artista, el desafío más grande. Decidí que en cuanto Sasha fuera lo suficientemente independiente volvería al estudio de grabación. Pero no tuve en cuenta el conflicto entre mis dos almas y los temores que surgirían. Hubo un momento en que me sobrevino el pánico escénico. Estaba confusa, tuve la tentación de retirarme, de dejarlo todo. Pero intervino Gerard. Me dijo alto y claro que él nunca me permitiría que me retirara de la música. ‘Tú te retirarás cuando ya no tengas nada que decir. Y ahora sal fuera y a hacer lo que sabes hacer’. Tenía razón, yo sólo estaba asustada. Aterrorizada”, le dijo a la edición italiana de Vanity Fair.

En la misma entrevista, la cantante habló acerca de su familia y el por qué no contempla el matrimonio como una necesidad: “Ya me siento bastante ‘casada’ teniendo dos hijos en común con Gerard, sin contar con que nuestras vidas y carreras están completamente dedicadas las unas a las otras. No creo que sea necesario un trozo de papel para hacer de todo ello un matrimonio”, concluyó.

Tan sólida es la relación entre ambos que en 2017, Shakira dedicó a ese amor la canción que sirvió de lanzamiento de su disco ‘El Dorado’: ‘Me enamoré’.

“Pensé: éste todavía es un niño, pero, ¿qué le voy a hacer? Es lo que andaba buscando, el doctor recomendando, creí que estaba soñando, ¿de qué me andaba quejando?”, le cantó la barranquillera al catalán. Unas estrofas que resumen cómo comenzó su romance.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close