fbpx
Cultura

Camila Cabello de inmigrante ilegal en EE.UU. a gran estrella

Camila Cabello apenas tenía seis años cuando, con la ropa que le cupo en una mochila, cruzó la frontera de México a Estados Unidos junto a su mamá, la arquitecta Sinuhe Estrabao.

Sus padres, el mexicano Alejandro Cabello y la cubana Sinuhe Estrabao, estaban claros de que querían ofrecerle a su, en ese entonces única hija, un futuro mejor al presente que vivían entre La Habana, Cuba, y la Ciudad de México.

Así que un día que no precisó, comenzó la travesía rumbo a los parques ‘Disney’ junto a su mamá, quien sí tenía claro que como ciudadanas cubanas solicitarían asilo

Sus padres le hicieron creer que venía a divertirse, a conocer a Mickey y a Minnie Mouse, para no generarle tensión en el proceso y evitarle una gran tristeza, pues don Alejandro Cabello, por ser ciudadano mexicano, dependía del otorgamiento de una visa para estar junto a ellas.

Camila Cabello recordó que entre sus pocas pertenencias, tenía un diario de Winnie the Poo.

La cantautora aseguró que en su memoria no tiene grabados todos los detalles de la travesía. Lo que no olvida es que al llegar a la frontera, quedaron bajo la custodia de agentes de Inmigración, que las llevaron a una habitación en la que había otras dos familias.

22 horas estuvieron en ese cuarto hasta que finalmente fueron admitidas como refugiadas cubanas en Estados Unidos.

Lea también: Cubana hace popular programa Master Chef en la isla (Video)

Saliendo de ahí, subieron a una camioneta en la que viajaron durante 36 horas hasta llegar a Miami, Florida, donde una amiga de su familia materna las esperaba.

Comenzaron una nueva vida, pero les hacía falta el jefe del hogar. Como a don Alejandro le negaron la visa, el hombre se desesperó y cruzó nadando el río Bravo para llegar junto a su familia, aunque indocumentado, una situación que corrigió tiempo después.

Todos en su familia la recuerdan como una joven tímida. Ella, por su parte, comenzó a estudiar y, cuando nadie la veía, cantaba lo mismo temas de Celia Cruz como de Vicente Fernández, grandes glorias musicales de los países de origen de sus padres.

Durante su paso por la escuela, aprendió a tocar varios instrumentos musicales y también gustaba de componer. Eso sí, jamás se imaginó que un día sería la estrella que es en la actualidad.

Fue en el 2015 cuando hizo su primera audición para el programa ‘X Factor’. No quedó entre las finalistas, pero sí fue escogida junto a otras aspirantes para formar parte del hoy extinto grupo de chicas, Fifth Harmony.

Su paso por el grupo fue breve, pues al año decidió buscar su propio espacio y demostrar que como cantautora tenía un futuro brillante

Y poco a poco fue dando los pasos para convertirse en la artista de impacto internacional que es hoy día.

Camila Cabello quiso compartir su testimonio de vida, pues sabe que una oportunidad hace la total diferencia en las vidas de los inmigrantes.

Y enfatiza: “Cada vez que tengo que tomar una decisión y siento miedo, mi madre siempre me recuerda el día que cruzamos la frontera. Ese día, ella sabía que si se paraba a pensar en lo que estábamos haciendo, el miedo le haría dar marcha atrás”.

Y en un ensayo que publicó el año pasado en Pop Sugar, insistió en que Estados Unidos “es un país construido por inmigrantes. Gente (como su familia) lo suficientemente valiente como para empezar de cero”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close