fbpx
SlideVida

Preocupa la llegada a Francia de la medusa melena de león

Los ejemplares de la medusa melena de león, cuyo diámetro puede superar los 2 metros y sus tentáculos los 40, aparecen cada vez más lejos del Ártico.

Los periódicos Ouest France y el The Daily Post alertan de la presencia de la medusa más grande del mundo en las playas del Reino Unido y eventualmente en Francia.

Según explican ambas fuentes, desde su aparición puntual el verano pasado en las playas de Gales, cada vez son más los ejemplares de la medusa melena de león encontrados en el agua por los surfistas o en la playa por los bañistas. Es más, afirman que la también conocida como Cyanea Capillata ha enviado ya a varias personas al hospital.

La medusa más grande del mundo

La medusa melena de león mide de 50 centímetros a 2 metros de diámetro, aunque se han encontrado ejemplares que superan esas medidas; y sus tentáculos pueden alargarse hasta los 40 metros. Por ello está considerada como la más grande del mundo.

Cuanto más grandes, más peligrosas son. Y si bien sus picaduras no deberían ser mortales para la mayoría, sí que pueden provocar fuertes irritaciones, calambres musculares e incluso paros respiratorios para aquellas personas más sensibles.

Su nombre se debe a su parecido al pelo del rey de la selva y los expertos consultados por los periódicos de Francia y el Reino Unido explican que la disminución de sus depredadores -atunes y torturas- provoca que cada vez haya más, vivan más y sean más grandes. De hecho, su ciclo de vida suele durar 8 meses, pero algunos de los ejemplares encontrados en aguas francesas y británicas podrían haber superado ya los dos años.

Cada vez menos “árticas”

El hábitat natural de estas medusas es en las aguas frías de Escandinavia, en la región ártica, en aguas abiertas y profundas (de 3.000 a 6.000 metros). Sin embargo, están a merced de las corrientes, cambiantes por culpa del cambio climático y seguramente la causa de que hayan aparecido en aguas no tan habituales, afirman los expertos.

Aunque su presencia es todavía anécdótica, el ritmo de avistamiento de estos cuerpos invertebrados es cada vez mayor; añadiendo un ‘plus’ de tensión a las sesiones de surf en playas como las de Gales o la Bretaña francesa, entre otras.

Información de AS.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close