fbpx
Nacionales

Censo de parque automotor en Venezuela busca más control político

El anuncio gubernamental de censar el parque automotor nacional ha despertado muchos comentarios y varios expertos consideran que será una medida discriminatoria y de control político y social, porque se corre el riesgo de que sean solamente los poseedores del carnet de la patria quienes se beneficien del escaso suministro de gasolina, debido a que las refinerías no están produciendo ni una gota del combustible final.

Iván Freites, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), afirmó que todo el tren refinador nacional está prácticamente paralizado, porque no invirtieron y desmantelaron las plantas. “Ahora no hay capacidad de producir ni un litro de gasolina terminada en el país. El gobierno ha estado haciendo un trueque: cambia crudo por gasolina. Venezuela es un país importador del combustible”, dijo.

Apuntó que actualmente más de 40% de las estaciones de servicio del país no funcionan, lo que indica que la gasolina no tiene la misma demanda que en 2016, cuando se consumía un total de 260.000 barriles por día. Freites calculó que ahora se ubica en 150.000 barriles diarios, principalmente porque gran parte del parque automotor está paralizado.

Lea también: Abogada Tamara Sujú a Padrino López: Epa Padrino ¿hasta donde llegan los carteles?

Aunque el consumo ha descendido, el gobierno no tiene capacidad para cubrirlo. “Necesariamente tienen que bajar el consumo en el mercado interno para medio equilibrar las importaciones y que solamente los que tengan dinero anden en carro”, argumentó, en relación con el plan de censar el parque automotor público y privado del país.

El ingeniero y diputado Jorge Millán, miembro de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, afirmó que el gobierno requiere 12 millardos de dólares para la importación de gasolina y para subsidiar el precio del combustible, una cantidad insostenible “para un gobierno que está quebrado”.

Ante la incapacidad de cubrir óptimamente el consumo del combustible, el gobierno tomó una medida como paliativo para afrontar el déficit: un censo del parque automotor, anunciado por el presidente Nicolás Maduro el 25 julio, cuando asomó que planean censar “para las nuevas políticas de apoyo y subsidio del transporte en general”. Pero fue el sábado pasado cuando el jefe del Estado le puso fecha: entre el 3 y el 5 de agosto todos los que tengan carro, moto, transporte público o cualquier vehículo deberán acudir a los lugares que aún no se han informado. El censo se hará a través del carnet de la patria.

El experto petrolero Francisco Monaldi advirtió por Twitter: “Maduro parece anunciar que habrá un racionamiento de gasolina usando el carnet de la patria. Posiblemente suban el precio de la gasolina sustancialmente y con el carnet se obtendrá una ración al precio inferior. El racionamiento de gasolina es consecuencia inevitable del colapso de la producción y refinación, combinados con la política de regularla en el mercado interno”.

Freites señaló que el bajo precio de la gasolina es una “irresponsabilidad” del gobierno por no haberlo colocado al costo de producción. “No se puede producir un combustible a pérdida. Con el populismo que aplicaron, los precios llegaron a niveles muy preocupantes. Manejaron la gasolina como una herramienta política. Ahora resulta que le aumentarán el precio”, expresó.

Millán advirtió que el gobierno, con el alza del combustible, buscará un método de subsidio, mediante control político, de los transportistas en el sistema público.

Ayer el integrante de la dirección nacional del PSUV Freddy Bernal informó que es posible un subsidio al transporte, pero solo para quienes tengan el carnet de la patria.

El diputado agregó que pareciera un reconocimiento de que el gobierno no tiene la capacidad de seguir suministrando combustible vehicular a la población, y buscan mecanismos para entregarle gasolina solo a aquellos que les interese: “Podremos estar frente a una paralización más grande de la que tiene el país frente a la incapacidad de movernos por vía de vehículos”.

El economista Luis Oliveros alertó que pareciera que habrá un esquema de precios diferenciados: el que tenga el carnet de la patria pagará un precio más bajo que el que no lo tenga. “Es más control social del gobierno”, afirmó.

El racionamiento de gasolina nació en octubre de 2010 en el estado Táchira, donde racionan el combustible mediante el chip TAG. “El carnet que daban en la frontera para limitar el abastecimiento de combustible va a estar en toda Venezuela”, añadió Freites.

Fuente: El Nacional

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close