fbpx
Sucesos

Cuatro turistas que tuvieron sexo con menores de “La Madame” pueden pagar 37 años de cárcel en Colombia

Cuatro turistas extranjeros acusados de comprar sexo con menores de edad a la banda encabezada por la “Madame” en Cartagena de Indias en Colombia pueden terminar pagando hasta 37 años de cárcel.

Los sindicados son 2 estadounidenses, un argentino y un alemán y por primera vez en Colombia piden en extradición a turistas, atendiendo que según la ley colombiana la explotación sexual con menores se agrava para turistas nacionales y extranjeros.

La operación denominada “Vesta”, fue coordinada por la Fiscalía contra las redes de proxenetismo que incluyen explotación sexual de menores en Cartagena, busca desmantelar los circuitos delictivos en la ciudad y poner a disposición de la justicia a las personas que ejercen esta actividad criminal.

Lea también: 15 presos se fugaron de centro de detención de la PNB en Lara

Según una declaración dada a Caracol Radio por Mario Gómez Jiménez, Fiscal para Delitos Contra la Infancia: “son varias organizaciones criminales, en el marco de cuatro líneas de investigación. Una relacionada con lo que ocurre permanentemente en la Torre del Reloj, en Cartagena, y en la Plaza de los Coches, donde niñas migrantes venezolanas son abordadas por turistas nacionales y extranjeros, muchas de ellas menores de edad”.

Entre tanto La Fiscalía inició un proceso de extinción de dominio sobre los hostales donde se habría cometido el abuso.

La “Madame”

Esposada y bajo custodia de varios uniformados de la Policía, fue enviada a la cárcel de mujeres de San Diego Liliana Campos identificada por las autoridades como presunta responsable de una red de trata de personas.

El juez acogió la solicitud de la Fiscalía de dictar medida de aseguramiento por considerarla un peligro para la sociedad, el ministerio público y la defensa presentaron sus argumentos.

“Tenemos mucha esperanza de que todos los elementos materiales probatorios que están en el expediente permitan por supuesto acreditar la medida de aseguramiento”, señaló Mario Gómez, fiscal delegado para la violencia de niños, niñas y adolescentes.

La Fiscalía ha recogido a lo largo de toda la investigación las pruebas suficientes para juzgar a Liliana Campos, alias Madame, por trata de personas, inducción a la prostitución y concierto para delinquir.

“Entendemos que no queremos que se distorsionen ni manipulen pruebas que puedan de una u otra manera contaminar el proceso, por eso pedimos medida de aseguramiento privativa de libertad”, añadió Gómez.

Durante la audiencia la defensa buscó desvirtuar las acusaciones de la Fiscalía con el argumento de que el negocio de Liliana Campos está relacionado con el subarrendamiento de habitaciones a varias mujeres.

Además de los videos de las escandalosas fiestas en lujosos yates en Islas del caribe, las autoridades detectaron que alias Madame usaba dos casas en barrios residenciales de estrato alto en Cartagena, para tener disponibles y controladas con sistemas de video vigilancia a las mujeres que estaban a su servicio.

“Tenía un sistema por supuesto de control y monitoreo muy estricto sobre estas personas a las que ubicaba en fiestas y orgías en yates y de distinta manera en islas del Caribe y del exterior a efectos de poder someterlas a una esclavitud sexual”, aseguró Mario Gómez, fiscal delegado para la violencia contra niños y niñas.

Así mismo, dentro de las investigaciones se calcula la cantidad de mujeres enviadas por alias Madame a otros países, algunas de ellas habrían sido deportadas. Hay dos casos comprobados por las autoridades migratorias en Miami.

“Se pudo comprobar que estas personas estarían siendo sometidas por alias Madame para participar en estas actividades”, añadió Gómez.

Alias Madame tendría un gigantesco listado de clientes quienes pagaban altas sumas de dinero, pero sólo un bajo porcentaje llegaría a manos de las trabajadoras sexuales.

Dos comunicaciones de grupo en redes sociales, uno para pactar los encuentros en Cartagena y otro para negociar los servicios internacionales, son pieza clave en la investigación.

Dos ciudadanos israelíes fueron capturados, como parte de una de las redes de explotación sexual.

En las fiestas, según las autoridades, se consumía droga y alcohol. La rumba finalizaba en las habitaciones donde se permitía también el abuso a menores.

En el hostal Casa Bejamin fueron capturadas 8 personas entre ellos tres israelíes a los que la Fiscalía les imputa más de 6 delitos.

Según el abogado defensor, estas capturas estarían relacionadas con una persecución a las personas de esta nacionalidad.

Con la extinción de dominio realizada por las autoridades a la Casa Benjamín en el sector de El Laguito, se completan siete diligencias de este tipo a establecimientos donde, según la Fiscalía, se permitían eventos sexuales con menores y con extranjeros.

En las próximas horas llegará a la ciudad una comisión proveniente de Israel que busca defender los derechos de sus ciudadanos que están en audiencia.

Fuente: NoticiasRCN.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close