España

PP y PSOE insisten en reactivar el bipartidismo en España desplazando a Ciudadanos

Pablo Casado ha sido el único vocero en afirmar públicamente las intenciones de volver a un eje bipartidista

Hasta el momento solo el presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, se atrevió a declarar abiertamente que espera el regreso del bipartidismo a España, postura que al parecer se ha ido colando en el Partido Socialista Obrero Español y el gobierno de Pedro Sánchez, aunque aun no lo afirman publicamente.

“Aspiro a volver a un modelo bipartidista imperfecto, en el que el PSOE y el PP garanticen la alternancia y la estabilidad política en España, en el que pueda haber partidos como Ciudadanos o Podemos que puedan garantizar la gobernabilidad dependiendo del partido que gobierne”, destacó Casado, quien en los últimos meses ha tenido un giro a la derecha en momentos en que la pelea con Ciudadanos ha revitalizado un eje bipartidista que les conviene al PP y al PSOE, sobre todo en su búsqueda de acorralar a Ciudadanos.

La situación política ha dado un vuelco total. Hace solos tres meses, Ciudadanos era el principal partido de España, según las encuestas, y mordía tanto en el electorado del PP como el del PSOE. Tanto es así que dos semanas antes de la moción de censura Pedro Sánchez endureció su discurso contra los independistas catalanes —propuso incluso cambios en el código penal— con la clara intención de frenar la sangría de votos hacia Albert Rivera, por esos días la gran estrella política. Pero tres meses después, con Sánchez en el Gobierno y Rivera enfrentado a todos —al PP porque le consideran culpable del éxito de la moción por pedir elecciones y asustar al Partido Nacional Vasco (PNV) y al PSOE porque se negó a apoyar a Sánchez— Ciudadanos es víctima de una suerte de pacto tácito entre los dos grandes para arrinconarle.

En el Gobierno no disimulan que, pese al fuerte enfrentamiento dialéctico que se vive a diario, están cuidando a Pablo Casado. Sánchez le citó inmediatamente en La Moncloa, estuvo tres horas con él y ha evitado cualquier crítica en el tema más sensible, el del máster. “Estamos haciendo con él lo que nadie hizo con Sánchez, mantener el respeto institucional y la elegancia. Y además le hemos convertido en jefe de la oposición. El bipartidismo imperfecto con el que Casado sueña no va a volver, pero España vuelve a tener dos polos y el de la derecha está en disputa. No somos su rival en este momento. Y eso nos conviene”, explican desde el Gobierno.

“Casado juega en la liga de derechas para cerrar la puerta a Rivera. Y también a Vox, que aunque nadie lo vea por debajo del radar está creando su espacio”, insisten mientras explican que es una situación en la que Sánchez se encuentra muy cómodo mientras crece en las encuestas y logra que el PSOE vuelva a ser el primer partido.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close