fbpx
España
Destacados

Grupo catalán prefiere lograr la independencia por vía de la negociación

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) está decidida a marcar perfil en el curso político que se inicia este lunes, y para ello comenzará con un debate interno que deberá llevar al partido de Junqueras a fijar la estrategia política para los próximos años que debería llevarles a alcanzar la autodeterminación a través de la negociación política con el Estado.

En la primera reunión los republicanos debatirán la propuesta que su líder, encarcelado desde hace más de 10 meses por la causa del 1-O, que ha venido tejiendo en los últimos meses y que se plasmó en su Conferencia Nacional de finales de junio.

Este mes de septiembre, ERC concretará esa posición, con la que se quiere contrarrestar la que el president Torra lanzará este martes desde el Teatre Nacional, en su conferencia política aunada con Puigdemont. Con ella, los republicanos dejarán bien clara su intención de desmarcarse de la vía adelantada por sus socios de gobierno representada por la Crida Nacional, y preparar el terreno político ante las citas electorales que han de venir.

En un momento en el que Torra y Puigdemont parecen tener prisa por meter en un brete a Sánchez con un ultimátum para acepte negociar un referéndum, los republicanos quieren marcar distancia y no correr tanto. Conscientes de que el juicio del 1-O puede ser decisivo para el devenir de los acontecimientos, los de Junqueras afinan una estrategia más amable que la de las “turbulencias” y el otoño caliente que auguraba hace unos días el expresident desde Waterloo.

ERC pretende aprovechar que hay un presidente en el Gobierno que parece decidido a atender algunas de las reivindicaciones catalanas más enquistadas. Prueba de este voto de confianza figura la buena sintonía entre socialistas y republicanos en el ámbito económico, sobre todo después de que Sánchez aceptara refinanciar la deuda de la Generalitat y prometiera retirar los recursos al TC contra las leyes catalanas suspendidas, reseñó La Vanguardia.

Pese al voto de confianza, los republicanos reclaman hechos tangibles con un talante distinto al de Puigdemont. El “camino más amplio de ERC ya le ha costado algún encontronazo con la formación del expresident en la corta legislatura catalana. El más cruento, el que se evidenció en la Mesa de la cámara catalana a cuenta de la suspensión de los diputados encarcelados, que aún colea, aunque Torra dice que se ha superado.

Según ERC, Junqueras ha venido trabajando en los últimos meses desde la cárcel en relación a la estrategia futura del independentismo y la negociación política con el Estado para alcanzar la autodeterminación, una estrategia que los republicanos pretenden obedecer a largo plazo.

De hecho, aseguran que el dirigente la ha compartido con diversos dirigentes republicanos, entre ellos Marta Rovira, y que es fruto de la “reflexión compartida por los presos políticos de ERC”, así como con varios de sus dirigentes en libertad. Igualmente, la estrategia que se presentará a debate a partir de este lunes cuenta ha sido compartida “con múltiples agentes de la sociedad civil” y obedece a las líneas trazadas por los republicanos en su Conferencia Nacional de finales de junio.

Lea también: Presidente del PP anuncia que convención nacional extraordinaria tendrá lugar los días 1 y 2 de diciembre

Entonces, ERC aprobó, con el 96% de los apoyos, incluir de nuevo la vía unilateral. Forzada por la militancia, la dirección incluyó en la ponencia debatida que el partido “no renuncia a ninguna vía democrática y pacífica” para materializar la república catalana, lo que incluye la unilateral, aunque apuesta por negociar con “múltiples” actores.

Pero “si tenemos que ir por la vía unilateral, tenemos que ser muchos más”, aclaraba el adjunto a la presidencia de ERC y vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, pocos días después del cónclave, así que la estrategia, a grosso modo, se basará en “rehuir de la gesticulación excesiva para ir avanzando en aquellas políticas de confrontación democrática con el Estado”.

Concretamente, la formación de Junqueras plantea dos caminos: el de intervenir en el ámbito del bienestar recuperando las “leyes de calado social” que fueron tumbadas por el Tribunal Constitucional, y el gran debate, “el hecho que los catalanes puedan decidir el encaje político de Catalunya en España o en Europa”.

Para ampliar la base independentista, los republicanos apelan al que denominan ‘el espíritu del 3 de octubre’ (fecha en que tuvo lugar el mensaje del Rey Felipe VI como respuesta al referéndum del 1-O), “donde la conjunción de los partidarios del refrendo, independentistas y no independentistas, provocaron un paro ciudadano de seguimiento masivo”, recuerdan.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close