fbpx
CulturaSlide

La heredera Leonor y sus secretos: ¿Puede tener redes sociales la princesa de Asturias? ¿Y novio? ¿Cómo se lleva con su hermana? ¿Qué lee?

La princesa Leonor debutaba este sábado en Covadonga y con ello se incorporaba a la agenda oficial de la monarquía. Dentro de cinco años tendrá que jurar su cargo ante las Cortes, y este ‘fichaje’ lo interpretan algunos como una estrategia para fortalecer el núcleo duro de la Casa Real ante los frentes abiertos como el caso Corinna, el del abuelo Juan Carlos o el de ‘tío Urdangarín’.

Incorporar a una protagonista más y normalizar la presidencia institucional de Leonor Borbón Ortiz, a sus 13 años, implica también que la niña, a las puertas de la adolescencia, aumentará su presencia mediática, un asunto que los Reyes han cuidado hasta extremos muy comentados a veces, especialmente su madre, la reina Letizia.

Si comparamos la presencia en medios y la información que se le facilita sobre ellas, en los casos de otras princesas europeas, tanto Leonor, la heredera, como su hermana Sofía, suelen ir rodeadas de un cierto halo de misterio: como en el caso del campamento de verano, cuyos detalles aún no se han dado a conocer, el hecho de que la niña sea zurda (como ya adelantamos en Navidad, cuando comía sopa con la cuchara en la izquierda), las vacaciones secretas o privadas junto a sus padres, fuera de la agenda mallorquina o institucional, donde se filtraron ciertos lugares de veraneo, no confirmados, como Mikonos, Almería o Asturias, donde, como adelantamos en exclusiva en Informalia, visitaron a su bisabuela junto a su madre.

Resultado de imagen para Los secretos de la heredera Leonor: ¿Puede tener redes sociales la princesa de Asturias? ¿Y novio? ¿Cómo se lleva con su hermana? ¿Qué lee?

Es por este hermetismo por lo que  son pocos los datos que sabemos sobre gustos o aficiones de la heredera o de su hermana. No podemos decir que la infanta Leonor es una niña normal porque desde su nacimiento lleva una vida distinta: es la futura Reina de España, la sucesora de su padre, y eso conlleva diferencias desde el momento en el que llega al mundo.

Leonor, por lo que sabemos, es una niña responsable, disciplinada y muy buena estudiante, le gustan los idiomas y conoce las tres lenguas autonómicas. La dibujan como una chica prudente, que saca buenas notas y habla muy bien el inglés, especialmente después de su campamento en EEUU. A la espera de saber si en el futuro será educada en academias militares, como parte de su formación, igual que su padre o su abuelo, este año empieza segundo de secundaria, y por tanto los profesores del Colegio Santa María de los Rosales le enseñarán la diferencia entre monarquía, república, el origen de Cataluña o el origen de la Corona. 2018-2019 va a ser un curso fundamental para ella y cuando lo acabe estará más cerca de ser una mujer y se habrá alejado un poco de la niñez.

Leonor es una niña curiosa y con muchas inquietudes. Le gusta ir a la filmoteca de Madrid, al cine de Manoteras, donde proyectan películas en versión original, le encanta el teatro (la llevan a teatros independientes). Su madre se encarga de que esté pendiente, en la medida de su edad, de lo que cuentan los distintos medios de prensa, y de que adore la literatura. El señor de los anillos, de Tolkien, Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, o Peter Pan, de James Matthew Barrie, son algunos de sus héroes de papel.

Pero Leonor es digital, por muy reina que vaya a ser, pertenece a la generación de 2004 y por tanto está fascinada o al menos muy interesada en las nuevas tecnologías, los ipads, los whatsapps, las redes sociales. Expertos consultados por Informalia aseguran sin dudarlo que ella, como tal, con su nombre y apellidos, no puede tener redes sociales. Ya se buscará la manera de seguirlas, entenderlas y manejarlas, pero en lo que se refiere a la faceta pedagógica de las redes, o como herramienta para informar o informarse. Otra cosa es que llegado el momento, un gabinete, con sus asistentes y profesionales específicos, con la oportuna supervisión de sus padres o quienes ellos designen, diseñen una estrategia más oficialista. Eso no significa obviamente que Leonor pueda manejar los stories de sus fiestas como cualquier adolescente o jovencita de su edad, libremente y sin control.

El deporte también está incluido en su agenda, y aunque sabe que su padre el rey es amante del esquí y la vela, lo que le gusta más ahora a la princesa, y también parece que a su hermana, es el vóleibol. En eso se parecen, igual que en el físico, pero Sofía es sin embargo muy distinta de su hermana: más activa, más traviesa. Leonor es desde siempre mucho más prudente y comedida, más reservada. Aseguran desde el entorno más cercano a los Ortiz Rocasolano que Leonor se parece más a su madre. No es mala ecuación si tenemos en cuenta que el destino de la primogénita es llegar a ser reina de España. Sería lógico, sin descuidar la educación impecable de Sofía, que Leonor recibiera una educación aún más estricta. La infanta Sofía, que está más alta que Leonor, aunque sea menor, se lleva muy bien con su hermana.

Son muy cómplices y comparten fiestas de pijamas. Sabemos por filtraciones que proceden del colegio de los Rosales y de amigas de la Reina, que organizan fiestas en la zarzuela, y meriendas, aunque doña Letizia se encarga personalmente de que el círculo que rodea a sus hijas sea siempre el mismo o en todo caso, que las incorporaciones al grupo estén muy controladas. Primero, para evitar filtraciones. Y segundo porque, no lo olvidemos, compete a la Seguridad Nacional todo lo relativo a la heredera a la jefatura del Estado.

Aún es pronto para que ocurra pero no para pensarlo: cuando Leonor sea mayor y se eche un novio lo lógico es que sus padres actúen con naturalidad y prudencia. Ya se preocuparán antes, ya lo hacen, de que el mundo que rodea a Leonor esté controlado 360 grados, 24 horas al día, 365 días al año.

Por ello, no es probable que antes de cinco años, cuando Leonor llegue a la mayoría de edad, veamos  o conozcamos poco más que un coqueteo escolar, como mucho, tampoco en el caso de Sofía, aún más pequeña.

Información de Informalia.es

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close