Sucesos

Declaran culpable a portador de VIH por abusar de menores en centro de inmigrantes

Levián D. Pacheco, de 25 años, fue declarado culpable por una Corte Federal de abusar sexualmente de ocho adolescentes varones en un centro de detención de inmigrantes en Phoenix, Arizona, según reporta The New York Times.

Pacheco, portador del virus de inmunodeficiencia humana, VIH, tocó indebidamente a seis adolescentes y realizó sexo oral a otros dos mientras trabajaba en un albergue para inmigrantes. Las víctimas tenían entre 15 y 17 años.

El hombre fue arrestado en agosto del 2017 en Miami después que regresó en un vuelo de Cuba, su país de origen, según el NYT. El jurado condenó a Pacheco Pacheco, quien es residente permanente de EE. UU. por abusar de siete adolescentes, algunos en más de una ocasión. Será sentenciado el 3 de diciembre, dijo la Fiscalía.

Los adolescentes esperaban una posible deportación en Casa Kokopelli, un centro de detención de inmigrantes que pertenece a Southwest Key, una compañía que se financia con fondos federales. Southwest Key se encarga entre otras cosas del alojamiento, transporte y vigilancia de los inmigrantes bajo custodia federal en la frontera sur de Estados Unidos.

Los hechos ocurrieron entre agosto del 2016 y julio del 2017, mientras Pacheco estaba a cargo de los menores. Según una compañera de trabajo suya que habló del caso con Telemundo, Pacheco hacía como quien iba a poner el papel sanitario y “accidentalmente” tocaba sus partes íntimas.

Según esa fuente los menores han sido trasladados a otros centros de inmigración en el país. “Me quejé en varias ocasiones, pero no por escrito desafortunadamente”, dijo la compañera de trabajo de Pacheco.

Southwest Key dijo en un comunicado que trabajó con las autoridades en el caso. La empresa aseguró que su prioridad “es mantener a los niños bajo nuestro cuidado a salvo” y que ha construido una infraestructura completa de medidas preventivas y receptivas para garantizar su seguridad.

Durante nuestro proceso de contratación, cumplimos totalmente con todos los antecedentes y controles de huellas digitales del personal que empleamos”, agregó Southwest Key.

La compañía también aclaró que cualquier empleado suyo acusado de abuso “es suspendido inmediatamente y se llama a la policía”. El único lugar donde no habían cámaras en el albergue era en los baños y las habitaciones de los chicos, justo donde Pacheco abusó de ellos.

Otro empleado de Southwest Key en Arizona también ha sido acusado de abuso sexual. Se trata de Fernando Magaz Negrete, de 32 años, quien fue arrestado a fines de julio después de que lo vieron besando y acariciando a una niña de 14 años.

Fuente: EL Nuevo Herald

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close