Economía
Destacados

Gobierno de Macri enfrenta gran paro general de trabajadores

El cuarto paro general de la CGT contra el Gobierno de Mauricio Macri arrancó este martes con un alto acatamiento y varios cortes en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires.

Entre las marchas del lunes y la huelga, habrá 36 horas seguidas de protestas.

Como ocurrió el lunes, el puente Pueyrredón, que une la Ciudad de Buenos Aires con Avellaneda, es uno de los principales focos de tensión. Allí se ubicaron desde poco después de las 6 militantes de izquierda, que quedaron enfrentados con efectivos de Prefectura. Primero bloquearon el acceso desde avenida Mitre. Y a las 7 avanzaron sobre el puente y desde el entonces el corte es total.

En la antesala del paro general, que se espera sea contundente debido a la adhesión de todos los gremios del transporte de pasajeros, los sectores más críticos del Gobierno realizaron un acto en la Plaza de Mayo.

“O se cae este modelo económico o estos tipos dejan el gobierno”, lanzó el lunes Pablo Micheli, jefe de una de las CTA y uno de los oradores principales del acto.

Hugo Yasky, titular de la otra CTA, sumó: “El Gobierno tiene que entender que los trabajadores y las trabajadores vamos a estar en la calle hasta que cambie la política económica”.

Nicolás Dujovne, ministro de Economía, le contestó a Micheli desde Nueva York. “La sociedad no comparte las opiniones del señor Micheli. La sociedad, sabiendo que estamos atravesando meses de dificultades, apoya este proceso de cambio. Los argentinos van a seguir acompañando”

También en la previa, la Casa Rosada salió a cuestionar el paro cegetista. “Genera una pérdida de producción y una pérdida a muchos trabajadores que mañana (por este martes) no van a tener transporte y que quieren ir a su trabajo”, sostuvo Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo.

Pero en la CGT ratificaron el paro general, que será el cuarto contra Mauricio Macri.

El triunviro cegetista Héctor Daer reclamó este lunes al Gobierno que “cambie de rumbo”. “Si no cambian, tendremos que seguir adelante con la lucha. Y por supuesto la principal salida de esto es política porque hay que buscar una alternativa política para ganar las elecciones y después gobernar con un acuerdo entre los sectores que piensan la Argentina y salir de este endeudamiento que nos van a dejar”, aseguro el gremialista.

El paro es contra la política económica del Gobierno, la perdida de poder adquisitivo y los despidos. La CGT reclama que se establezca algún mecanismo que frene los despidos durante los próximos meses y que se adelante el pago de las cuotas fijadas en las paritarias.

Según prevén en el sindicalismo y en el Gobierno, el paro será contundente. No habrá servicios de trenes, subtes, colectivos ni tampoco transporte aéreo y de carga. La huelga también impactará en bancos, escuelas, hospitales, comercios, Tribunales, dependencias públicas y en la industria.  

Habrá, según cálculo oficiales, más de 15 millones de afectados que no podrán usar el transporte público: cerca de 13 millones de viajes en colectivo, 1,6 millones en trenes y 1,3 millones en subte.

El paro en el transporte aéreo afectará a unos 77 mil pasajeros: 40 mil de vuelos de cabotaje y 37 mil de viajes internacionales en 660 vuelos que deberán ser reprogramados.

Con información de Clarín.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close