España

Crece la tensión entre Madrid y Bruselas por crisis en Cataluña

Madrid anunció hoy la retirada del estatus diplomático al delegado del Gobierno de Flandes en España en protesta por las “descalificaciones” vertidas contra este país por el presidente del Parlamento de la región belga debido a la respuesta del Estado español al proceso independentista catalán.

En medio de una escalada de tensión entre ambos países, el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, citó hoy al embajador de Bélgica en Madrid por tercera vez en menos de un mes y le trasladó “el malestar” de las autoridades españolas por dichas “descalificaciones”, que consideró “inaceptables” e “impropias de un país amigo y aliado” como Bélgica, según un comunicado emitido por el ministerio español.

Borrell comunicó al embajador belga Marc Calcoen que España “deja de considerar al consejero y delegado del Gobierno de Flandes, André Hebbelinck, como agente diplomático” de la embajada belga, lo que supone la retirada de sus “privilegios e inmunidades”.

Lea también: Borrell choca con su homólogo húngaro por la migración

El ministro informó, además, de que su departamento “no acreditará en lo sucesivo como personal diplomático de la embajada” a “ninguna otra persona que desempeñe la función de delegado o representante” de la región de Flandes en España.

En el centro de la polémica está Jan Peumans, presidente del Parlamento de Flandes, que viene criticando a España y apoyando al soberanismo catalán y a los líderes procesados por delitos vinculados al plan independentista que desató una grave crisis política, social e institucional en la región.

El político del partido nacionalista Nueva Alianza Flamenca (NV-A) sostuvo, por ejemplo, que “el Gobierno español es incapaz de cumplir las condiciones para formar parte de una Europa democrática” y vio “inadmisible” el ingreso en prisión preventiva de nueve de los independentistas procesados.

“Encerrar a políticos es un acto de violencia”, dijo durante la inauguración de la muestra “La Revolución de las Urnas”, en la que también participó el ex presidente catalán Carles Puigdemont, que vive en Bruselas tras huir de España para evitar a la Justicia.

La última polémica se produjo el miércoles pasado, cuando Peumans trazó paralelismos entre la situación de Cataluña y la de Bosnia en los 90 y comparó la crisis actual en España con la Guerra de los Balcanes. Estas palabras motivaron la nueva cita al embajador belga, explicó el Ministerio de Exteriores español en un comunicado.

“A título personal puede decir lo que quiera, pero como presidente del Parlamento de Flandes no puede decir lo que ha dicho sobre España, ni hacer comparaciones entre lo que pasa en Cataluña y lo que pasa en Bosnia, que sin duda son realidades muy diferentes”, criticó hoy Borrell.

Bélgica fue el destino elegido por Puigdemont y varios miembros de su gabinete a fines de octubre de 2017 después de que el Gobierno español los destituyera debido a la declaración independentista con la que culminó el plan secesionista en Cataluña. La Justicia belga rechazó la orden de detención europea activada por España.

Durante una visita a Nueva York en septiembre, Borrell recordó que la calidad democrática de España suele obtener la mejor puntuación en diversos organismos y centros de análisis. “Nuestra democracia está por delante de la belga, por ejemplo”, señaló el político socialista, que insistió: “Solo para poner un ejemplo”.

Fuente: DPA

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close