fbpx
Cultura

 Ashley Graham, la modelo de grandes curvas: Mi cuerpo es mío y no le debo nada a nadie

La primera top model curvy del mundo es la nueva imagen de Violeta By Mango, la línea plus size de la firma catalana. Ashley Graham, la activista del cuerpo y del movimiento #BodyPositive que ha revolucionado el mundo de la belleza inclusiva, habló de tallas, de las críticas, de los trolls y de todo el camino que, todavía, le queda por recorrer a la industria de la moda.

La modelo presta sus 1,77 metros de estatura, 83 kilos y su talla 44 para ser la nueva imagen de Violeta by Mango, que bajo el lema “I am what I am” (“Soy lo que soy”) tiene como objetivo “vestir a una mujer con curvas, joven y exigente que quiere sentirse guapa, sexy e ir a la moda”, según describe la firma catalana.

Esa frase dice algo que siempre he defendido y quiero que todas las mujeres entiendan sobre sí mismas: Da igual de dónde seas, tu talla. Eres quien eres y tienes que celebrarlo”, ha declarado Ashley.

Ella es una de las máximas representantes del movimiento #BodyPositive, Forbes la incluyó en su lista de “Los 30 personajes más influyentes con menos de 30” y la prestigiosa agencia de modelos IMG que representa a estrellas de la talla de Kate MossGiselle Bündchen o Gigi y Bella Hadid– inauguró la tendencia de la apuesta por las plus size fichándola a ella. Además de ser una de las primeras curvies en aparecer en Sports Illustrated.

En la presentación de la campaña, esta joven nacida en Nebraska en 1988 apareció con unos ajustadísimos vaqueros negros incrustados de pedrería y una camisa mostaza.

Creo que es genial que finalmente la industria de la moda esté volviéndose más inclusiva gracias a firmas de moda como Violeta By Mango, que ofrecen prendas fantásticas para mujeres curvy. Me encanta la calidad de las prendas y la variedad en su colección, te permite encontrar prendas para cada ocasión”.

Ashley Graham no pierde la sonrisa cuando se le pregunta por las críticas recibidas en los últimos días por su supuesta pérdida de peso:

Puedo hablar de todo. Lo primero y lo más importantemi cuerpo es mío y no le debo nada a nadieNo estoy aquí para agradar a nadie más que a mí misma.

Creo que las redes sociales se han apropiado de los cuerpos de las personas y de sus identidades. A mí esas redes me han servido para darme una identidad, una plataforma desde la que hablar con mis seguidores. 

Y con eso vienen los críticos que te vigilan y controlan cuando ganas o pierdes peso.

Sé cómo vestirme para estar favorecida y conozco mis puntos fuertes, así que un día puedo parecer más delgada que otro.

Y, sinceramente, me importa un bledo. No estoy aquí para gustar a nadie que no sea yo misma“.

Los comentarios sobre su figura surgieron a raíz de un post en su Instagram con un vestido de Prabal Gurung. “Ya no me representas” o “¿Qué ha sido de tu discurso de aceptación?” fueron algunos de los mensajes con los que los seguidores de la modelo respondieron a esa imagen.

“La gente está obsesionada con los cuerpos de los demás”, se ha lamentado poco después. Y apela a la unión para olvidar las críticas: “Pienso en todas las mujeres cuyas vidas han sido transformadas gracias a este movimiento body positive. ¿Por qué no nos estamos apoyando las unas a las otras? La sororidad de la que todo el mundo habla, ¿dónde está algunos días? He tenido la misma talla durante los últimos cinco años, peso lo mismo, mis caderas, mi cintura y mi cuello son iguales. Deberíamos apoyarnos en vez de juzgarnos“.

“¿Qué camino le queda al mundo de la moda por recorrer?”, le pregunto. “Mucho. Llevo en esta industria casi 20 años y nunca en mi vida había visto el movimiento body positive al nivel de los últimos años“, afirma.

Pero el cambio, inevitable y necesario, todavía tiene mucha lucha por delante: “La industria de la moda tenía que ponerse al día. Hace dos o tres años solo triunfaba una modelo con curvas y ahora aparecen nuevas cada día, marcas que no se lo habían planteado están haciendo más tallas.  Es muy importante que esté ocurriendo, que haya variedad. Pero ojalá que llegue el día en que no tengamos que tener ya esta conversación, porque es un hecho: La diversidad va a dominar el mundo“.

Con información de Telva 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close