OpiniónVenezuela

Niños muriendo de hambre

Por Julio Borges

***El agravamiento de la crisis alimentaria trajo como consecuencia que 8,2 millones de venezolanos coman una o dos veces al día; pero al gobierno no le importa pues no ha hecho nada para incentivar la producción alimentaria nacional.

En medio de la peor crisis alimentaria que vive Venezuela, más de 200 mil niños podrían morir por causa de la desnutrición y el hambre. Estas cifras se dieron a conocer en el marco del Día Mundial de la Alimentación que se celebró a nivel mundial.

Las cifras son escalofriantes. De acuerdo al informe de Cáritas de Venezuela 280.000 niños podrían morir a causa de la desnutrición en nuestro país. En el año 2017 fallecieron semanalmente entre cinco y seis niños por falta de alimentación y al menos 33 % de la población infantil presentaba retardo en su crecimiento, lo cual es algo sumamente grave.

Es importante recordar que dentro del menú del venezolano se ha disminuido el consumo de proteínas. El país vive una grave crisis alimentaria. Por ejemplo, de 42 kilogramos de pollo que se consumían al año, actualmente el promedio es de apenas 12 kilos. Y en el 2017, el consumo de carne por persona fue de 4 kilos y la tendencia para este año es que siga en caída.

Estamos en una profundización de la crisis alimentaria y al gobierno no le importa. Muchos han perdido la vida y otros van en proceso de perderla si no se toman las medidas económicas, políticas y sociales de urgencia para atender la crisis alimentaria. Según la Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI), el 80 % de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria y aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día.

Nuestros productores tienen la capacidad para satisfacer la demanda alimentaria de los venezolanos; sin embargo, la falta de semillas, insumos, agroquímicos, transporte, inseguridad jurídica y personal ha ocasionado que siga disminuyendo la producción. Además, las regulaciones de los precios de la carne, el pollo y otros rubros han hecho que se produzcan a pérdida y desparezcan del mercado. La solución parte de incentivar la producción nacional.

Debemos recordar que todo lo que estamos viviendo es producto de las malas políticas públicas implementadas desde la presidencia de Chávez; cuando, con las expropiaciones, destruyó el campo venezolano con los controles de precio y el dominio exclusivo de las divisas no permitió (y todavía no permite) el desarrollo de la empresa en el país.

No pararemos nuestro trabajo para salir de este gobierno y retomar la calidad de vida de todos los venezolanos.

Apoyo Internacional

Sostuvimos reunión con la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez y con el expresidente del gobierno español, José María Aznar sobre la importancia de lograr el cambio democrático en Venezuela.

En la reunión se habló de la necesidad de tener una Venezuela libre y democrática para beneficio de toda la región y de Colombia.

Asimismo, en el encuentro se tocaron temas como la grave crisis migratoria que vive Venezuela y que actualmente afecta principalmente a Colombia, así como los retos políticos que afronta este último en el corto plazo.

No se trata solamente del problema interno de Venezuela sino de todo lo ocasionado por las migraciones, la corrupción, los problemas de la desestabilización democrática, el crimen organizado, el apoyo a grupos irregulares. Creemos que los países, más allá de las condenas, deben tomar acciones concretas para poner presión internacional y democrática sobre Venezuela.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close