España

PSOE vota contra moción que garantiza libertad de expresión

El Gobierno de Pedro Sánchez va dejando pistas de su política hacia los medios de comunicación en discretas iniciativas parlamentarias. La última ocasión, una moción del PP en el Senado en la que se insta al Ejecutivo a garantizar la libertad de expresión y defender la independencia de los medios de comunicación públicos. El PSOE votó en contra, aunque la moción pudo salir adelante gracias a la mayoría de los ‘populares’ en esta Cámara.

En el texto, el PP pedía al Gobierno “respetar la libertad de expresión y de información de todos los medios de comunicación y especialmente de aquellos que cubren la información del Ejecutivo”. Además, solicitaba “respetar escrupulosamente las exigencias de neutralidad, objetividad, independencia y calidad en la información de RTVE” y “apoyar a los profesionales que creen en la necesidad de una auténtica libertad de expresión y de información, más allá del partidismo y de la ideología o de las denuncias de parte por supuesta manipulación o malas prácticas”.

“Cuando el Gobierno se ve incapaz de dar respuestas claras a las noticias contrastadas por periodistas profesionales y serios, nos dice que son ‘Fake News’”, reprochaban desde el PP.

El PSOE presentó una enmienda de sustitución, que corregía el texto eliminando cualquier referencia a la protección de los periodistas. En su lugar, los socialistas aprovecharon el nuevo redactado para atacar  la gestión del PP y proponer dos únicos puntos, genéricos y sin mención alguna a la libertad de prensa: “Continuar defendiendo el derecho de la ciudadanía a la libertad de expresión, derogando los aspectos más regresivos de la denominada ‘Ley mordaza’ y garantizando el derecho a que reciban libremente información veraz” y “seguir avanzando para recuperar el modelo de radio y televisión pública, independiente, plural y de calidad tras la etapa del Gobierno anterior, caracterizada por la pérdida del pluralismo en el nombramiento de sus órganos de dirección y por las reiteradas denuncias de manipulación y partidismo”.

El PSOE vota en contra de una moción de apoyo a la libertad de los medios críticos con el Gobierno

En su iniciativa, los ‘populares’ reprochaban expresamente al Ejecutivo de Pedro Sánchez el “poner en cuestión a los medios de comunicación y la libertad de expresión, cuando estos se han hecho eco de diferentes noticias que afectaban a miembros del Gobierno”, en referencia a las exclusivas publicadas por OKDIARIO sobre el plagio de la tesis del presidente, la sociedad patrimonial de Pedro Duque y las propiedades no declaradas de Isabel Celaá.

“Cuando el Gobierno se ve acorralado e incapaz de dar respuestas claras a las noticias contrastadas por periodistas profesionales y serios, nos dice que son fake news, que es la expresión que designa una información deliberadamente falsa, intentando aparecer como “víctimas” de la prensa libre y atacando a la prensa con expresiones como “preguntas condenatorias, “Tribunal de inquisición”, etc”, concluían los ‘populares’.

En el debate de la iniciativa, el PSOE trató de esquivar la cuestión y evitó, en todo momento, apoyar la libertad de prensa de los medios críticos. Sin menciones al asunto, el representante socialista, Amaro Huelva solo aprovechó la intervención para arremeter contra el PP y, extrapolándose del tema, defender las “políticas sociales” del Gobierno de Pedro Sánchez o asegurar la “imparcialidad” y “profesionalidad” de Rosa María Mateo, administradora única de RTVE.

“Leo que la moción es para garantizar la libertad de expresión. Habría sido facilísimo haber traído una moción con un único punto que pusiera: el Partido Popular no va a gobernar más. Casi seguro que la habríamos apoyado todos los grupos, porque esa es la libertad de expresión”, ironizó vagamente en un momento del debate.

Por parte del PP, María Arenales Serrano mostró su “sorpresa e indignación” porque “ante la casuística, el elenco de escándalos, despropósitos e irregularidades que están sucediendo” los socialistas “no quieren que se hable de ello”. “Esto no es ni Venezuela ni Irán, esto es España”, aseveró la senadora.

El PP rechazó las enmiendas al texto y argumentó que el único propósito de la moción era “poner negro sobre blanco la libertad de expresión, la libertad de información, que no se amordace a los medios de comunicación, que los periodistas puedan hacer preguntas en los Consejo de Ministros, que no se les diga que hacen preguntas condenatorias cuando lo único que buscan es contrastar información”.

Censura en períodos electorales

Tras la polémica generada por las declaraciones de varios ministros partidarios de ‘controlar’ a los medios críticos, el presidente del Gobierno dejó abierta este miércoles la puerta a esa regulación al advertir a los diputados -durante el Pleno en el Congreso- del riesgo ” de los procesos de desinformación en las campañas electorales”. El jefe del Ejecutivo defendió que para España es un asunto “especialmente acuciante” la necesidad de “proteger” los sistemas democráticos.

Sánchez avisó esta semana a los diputados sobre el riesgo de “desinformación” en momentos como las elecciones

Como ya adelantó OKDIARIO, los socialistas ya exhibieron esas intenciones en varias iniciativas en el Congreso, como en una Propuesta No de Ley del PP para controlar “la veracidad de las informaciones que circulan por servicios conectados a Internet”.

El PSOE votó en contra de la iniciativa. Sin embargo, presentó una enmienda en la que sí instaba a un acuerdo con medidas concretas ante la “desinformación como amenaza global sobre los sistemas democráticos”, prestando especial atención a “medidas específicas para proteger escenarios sensibles como los procesos electorales democráticos”. 

Desde el Gobierno, la vicepresidenta Carmen Calvo aseveró recientemente que “la libertad de expresión no lo resiste todo” y se mostró partidaria de explorar una regulación conjunta en el marco de la Unión Europea. También la portavoz, Isabel Celaá, se llegó a quejar de que el Gobierno está “sufriendo una ola de fake news” y a cuestionar incluso la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Ejecutivo busca asimilar como un ataque a la Nación, a los intereses de los ciudadanos y a la propia supervivencia del sistema democrático aquellas informaciones de los medios de comunicación que afecten al Gobierno y a sus instituciones.

Con información de okdiario.com

TEMAS

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close