fbpx
Internacionales

Fiscalía saudí confirma que Khashoggi fue asesinado de manera premeditada

Los sospechosos de la muerte del periodista crítico Jamal Khashoggi planificaron su asesinato en Turquía con premeditación, señaló hoy la Fiscalía General de Arabia Saudí.

El comunicado de la fiscalía, que se remite a informaciones recibidas de las autoridades policiales turcas, contradice la versión oficial anterior según la cual Khashoggi había muerto en el consulado saudí en Estambul “por error” en el transcurso de una pelea a golpes.

Desde Turquía existe “información que indica que los sospechosos del caso Khashoggi se embarcaron en la acción de forma premeditada”, añade la declaración del fiscal, Saudi bin Abdullah, citada por la agencia de noticias saudí SPA.

La versión oficial saudí era cuestionada por varios países, entre ellos Turquía, cuyo presidente, Recep Tayyip Erdogan, calificó la muerte del Khashoggi como un “brutal asesinato premeditado”.

El periodista de 59 años, crítico con el Gobierno de Riad, fue visto con vida por última vez el 2 de octubre cuando entró en el consulado saudí de Estambul para recoger unos documentos para poder casarse con su prometida turca.

Arabia Saudí negó la muerte del periodista hasta que finalmente se vio obligada a admitir, en medio de una gran presión internacional, que murió en el consulado en una pelea a golpes. Además detuvo a 18 funcionarios saudíes.

Lea también: Terremoto de 6,8 sacude a Grecia

Por el momento se desconoce dónde están los restos de Khashoggi.

Varios indicios apuntan a que en su muerte están involucradas personas cercanas al príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman, algo que niega Arabia Saudí. El miércoles, el príncipe de 33 años y hombre fuerte del país condenó el “abominable crimen” y dijo que éste no tenía justificación.

El caso del periodista ha tenido una fuerte repercusión internacional y ha empañado las relaciones de Arabia Saudí con varios países occidentales, algunos de los cuales pidieron sanciones contra el mayor exportador de crudo.

Esta semana, Estados Unidos emitió las primeras sanciones contra 21 sospechosos de la muerte del periodista. “Estamos tomando las medidas adecuadas”, aseveró el secretario de Estado, Mike Pompeo, indicando que esto incluye una eventual revocación de visados y así como declarar a estas personas no aptas para obtener un visado de Estados Unidos.

“The Washington Post” publicó hoy que el Gobierno de Turquía hizo escuchar a la directora de la CIA estadounidense, Gina Haspel, unas grabaciones que supuestamente prueban el asesinato.

En el artículo, que cita fuentes no identificadas, se afirma que “una persona que conoce la cinta dijo que es convincente y podría aumentar la presión sobre Estados Unidos para que pida cuentas a Arabia Saudí por la muerte de Khashoggi”.

Haspel llegó a Turquía el martes, después de que se multiplicaran las dudas sobre la versión saudí respecto de la inocencia de la casa real. Turquía mantiene hasta ahora bajo máximo secreto las grabaciones.

Este jueves Trump recibió un reporte de Haspel a su retorno de Turquía, comentó la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders.

Durante semanas funcionarios del Gobierno turco han estado filtrando a la prensa de forma anónima detalles sobre las grabaciones. De acuerdo con su versión, Khashoggi fue torturado y asesinado por un comando saudí de 15 personas que viajó para ello a Turquía.

Ankara no ha hecho públicas estas grabaciones ni aclarado cómo se realizaron, por lo que hay fuertes sospechas de que las autoridades turcas tenían micrófonos en el consulado.

En tanto, el hijo del periodista Salah bin Jamal Khashoggi llegó esta noche a Estados Unidos procedente de Arabia Saudí, según reportaron medios locales, citando a fuentes cercanas a la familia.

Previamente se levantó una prohibición de viaje establecida por el reino, detalló Sarah Leah Whitson, directora ejecutiva del grupo para Cercano Oriente y Norte de África.

Salah es el hijo mayor del columnista del “Washington Post”. El martes fue fotografiado dándole la mano al príncipe heredero saudí.

En tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, habló por teléfono con el rey saudí Salman y condenó en “los más duros términos” el asesinato del periodista, informó el Gobierno germano.

La canciller demandó “un esclarecimiento rápido, transparente y creíble” del caso y pidió que los responsables respondan ante la Justicia. “A la luz de los acontecimientos actuales del caso, Alemania está dispuesta a tomar las medidas adecuadas junto a sus socios internacionales”, indicó el comunicado.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close