fbpx
Latinoamérica

Escasez de medicinas en Cuba atenta significativamente contra pacientes de enfermedades graves

Son más de 100 los medicamentos faltantes en las farmacias de Cuba, algunos de ellos vitales en el tratamiento de enfermedades graves, como las cardiopatías y la hipertensión.

Las medicinas que han sido incautadas en el mercado negro por el régimen cubano, figuran: Nitrazepam, Tramadol, Sildenafil (conocido como Viagra), Clorpromacina, Dimenhidrinato (Gravinol) e Hidrocortisona, más de decena y media de jeringuillas y sus correspondientes agujas para el suministro de tratamiento intravenoso.

El proceso, señaló la publicación, incluyó una auditoría de las recetas ocupadas, entrevista a cuadros y trabajadores de los centros implicados y chequeo del proceso de entrega de esos documentos al personal asistencial.

Se realizó, además, la revisión del control de cuños médicos y una evaluación del funcionamiento del Comité Farmacoterapéutico en el Policlínico Sur, adonde duelen buscar recetas médicas.

Según revela Cubanet, la crisis de medicamentos en las farmacias cubanas es una realidad que aqueja cada vez más a quienes tienen padecimientos y no pueden alivianarlos a falta de insumos.

Carlos Manuel Gómez, administrador farmacéutico en el municipio San José de las Lajas, provincia Artemisa, confirmó que “la crisis va en aumento y los usuarios cada vez tienen menos posibilidades de adquirir un amplio grupo de antibióticos, antistamínicos y analgésicos”.

Hace dos meses tenía unos 48 medicamentos en falta. Hoy son 102, con un grupo que desde agosto no entra o su abastecimiento se sigue quedando muy por debajo de la demanda”, dijo Gómez.

Quienes mayormente se ven afectados con esta crisis de medicamentos son las personas que sufren cardiopatías, tensión arterial, problemas respiratorios y dermatológicos.

Por otra parte, Gladis Abreu Linares, Jefe de Almacén de una de las farmacias en el municipio Güines, dijo que “desde el inicio de la crisis, como medicamentos de difícil acceso se mantienen el Troabín, Ketotifeno, Nistatina, Triancinolona, Tornastato, Salbutamol, Becloasma, Hidrocortizona, Amlodipino y Timolol, entre otros”.

Hay otros faltantes, como las vitaminas B1, B4 y B12; antibióticos como la Amoxicilina, Ampicillina, Acitromicina y el Sulfraprín, el Analapril y supositorios para niños.

Como pasa en otros sectores en la Isla, una vez que la escasez se apodera de algo, comienza el mercado negro y el tener que comprar los medicamentos a altos precios. A veces incluso no queda más remedio que comprar en las farmacias por CUC a precios demasiado altos para los cubanos.

 

 

Con información de El Nuevo Herald 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close