fbpx
Latinoamérica

Un general retirado nuevo ministro de la Defensa de Brasil

El general en la reserva Fernando Azevedo e Silva será el ministro de Defensa del Gobierno de Jair Bolsonaro, confirmó hoy el presidente electo de Brasil en Twitter.

Bolsonaro lo anunció poco después de aterrizar en Brasilia, donde cumplirá una intensa agenda de dos días con integrantes del futuro gobierno y autoridades de los poderes Legislativo y Judicial.

Con la decisión, Bolsonaro mantiene a un general de cuatro soles (el máximo rango en la carrera militar), aunque en la reserva, al frente de la cartera de Defensa, ministerio que actualmente está comandado por el también general Joaquim Silva y Luna.

El general Azevedo e Silva, quien pasó a la reserva este año, fue jefe del Estado Mayor del Ejército y comandante de la Brigada Paracaidista.

Actualmente, Azevedo e Silva asesora al presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Antonio Dias Toffoli.

Para ocupar la cartera de Defensa el presidente electo también consideró al general Augusto Heleno Ribeiro, pero finalmente prefirió dejarle al frente del ministerio del Gabinete de Seguridad Institucional.

El general sucederá en el cargo al actual ministro, el también general de reserva Joaquim Silva e Luna, y deberá desempeñar labores importantes en el país, ya que Bolsonaro dijo que quiere reforzar la presencia de las Fuerzas Armadas en el Ejecutivo.

Desplegadas este año en la frontera, las Fuerzas Armadas de Brasil permanecerán por lo menos hasta final de año en el estado de Roraima, fronterizo con Venezuela, para lidiar con cuestiones vinculadas con el flujo migratorio, que asciende a más de 130 mil personas desde 2017.

Uno de los asuntos prioritarios será la política migratoria en la frontera norte con Venezuela, pues Bolsonaro ya dijo que “el gobierno tiene que tomar medidas contra el gobierno de (Nicolás) Maduro”, aunque aseguró que Brasil no llevará a cabo acciones armadas.

Sin embargo, según datos del gobierno brasileño, el 60 por ciento de estos venezolanos que entraron a Brasil salió con destino a un tercer país de América del Sur.

El gobierno electo del estado de Roraima, que asumirá en enero, ya prometió que quiere poner freno a la inmigración venezolana por considerar que los servicios sociales del estado -educación y sanidad- están saturados por la llegada de miles de inmigrantes.

Con información de: eldiario.es. y excelsior.com.mx

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close