fbpx
Sucesos

¡La justicia tarda pero llega! Condenados a cadena perpetua por genocidio dos líderes de los jemeres rojos

Dos altos dirigentes de los jemeres rojos, Nuon Chea y Khieu Samphan, han sido condenados este viernes a cadena perpetua por genocidio por su papel en los atropellos del régimen entre 1975 y 1979, según un veredicto histórico de las Cámaras Extraordinarias en la Corte de Camboya (ECCC), un tribunal auspiciado por la ONU. El ideólogo del régimen, Nuon Chea, de 92 años, y el jefe del Estado Kampuchea Democrática —un sistema de gobierno de características autoritarias bajo una apariencia de república popular—, Khieu Samphan, de 87, ya habían sido condenados a perpetuidad en 2014 por crímenes de lesa humanidad. En esta ocasión han sido declarados culpables de crímenes contra la humanidad y genocidio contra la minoría musulmana cham, los vietnamitas y otras minorías religiosas.

Esta es la primera vez que un tribunal internacional usa el término genocidio para las matanzas cometidas por los jemeres rojos contra vietnamitas, miembros de la comunidad musulmana cham y otras minorías religiosas.Entre 100.000 y 500.000 chams, de un total de 700.000, fueron asesinados entre 1975 y 1979 por el régimen de Pol Pot, el dictador y principal líder de los jemeres rojos. El objetivo, según el juez Nil Nonn, era “establecer una sociedad atea y homogénea suprimiendo todas las diferencias étnicas, nacionales, religiosas, raciales, de clase y culturales”.

Nuon Chea “realizó una contribución significativa a la comisión de crímenes”, “tenía el poder de decisión último” con Pol Pot, ha señalado el juez Nil Nonn. Por su parte, Khieu Samphan era “el rostro” del movimiento ultramaoísta, según el magistrado.

El ideólogo del régimen de los jemeres rojos, Nuon Chea, de 92 años, en una sala de las Cámaras Extraordinarias de los Tribunales de Camboya, este viernes.
El ideólogo del régimen de los jemeres rojos, Nuon Chea, de 92 años EFE

Durante este juicio, que probablemente será el último contra exmiembros del régimen de los jemeres rojos, un centenar de testigos han declarado para denunciar decapitaciones, violaciones, matrimonios forzados y canibalismo, aunque los dos acusados han negado estas atrocidades. Se estima que alrededor de dos millones de personas murieron bajo el régimen de los jemeres rojos entre 1975 y 1979.

Lea también: ¿Y la desnuclearización? Corea del Norte anuncia prueba de armamento “táctico ultramoderno”

Nuon Chea y Khieu Samphan comparecen desde 2011 ante esta jurisdicción, pero para intentar acelerar el procedimiento, a la vista de la envergadura de los cargos, los debates se dividieron en varios juicios. En mayo de 2013, ambos acusados —aunque no reconocieron los crímenes y argumentaron que desconocían lo sucedido— pidieron perdón a las víctimas. El ECCC, dirigido por Camboya y Naciones Unidas, se creó en 2005 con el objetivo de juzgar a los principales responsables de los crímenes cometidos en la época de los jemeres rojos.

El primer ministro camboyano, Hun Sen, quien también ocupó un alto cargo entre los jemeres rojos, ha pedido en varias ocasiones que no se envíe a ningún otro sospechoso ante el tribunal por los atropellos a gran escala cometidos entre 1975 y 1979, considerando que eso podría provocar agitación en el reino.

El jefe del Estado Kampuchea Democrática, Khieu Samphan, de 87 años, en una sala de las Cámaras Extraordinarias de los Tribunales de Camboya, este viernes.
El jefe del Estado Kampuchea Democrática, Khieu Samphan, de 87 años EFECon información de: El País. 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close