Latinoamérica

Volcán de Fuego vuelve por sus fueros: 4.000 personas evacuadas por nueva erupción en Guatemala

Casi 4.000 personas han sido evacuadas de varias aldeas por la fuerte erupción que continúa en el volcán de Fuego, la quinta de 2018, que ya afecta a más de 76.000 habitantes, informó una fuente oficial.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Conred, explicó que han atenido 24 incidentes en los departamentos de Escuintla (11), Sacatepéquez (6) y Chimaltenango (7).

La misma fuente detalló que han sido evacuadas 3.925 personas, 3.419 de ellas de aldeas de Escuintla, donde se habilitaron ya tres albergues adonde han sido trasladados 2.000 habitantes. Las autoridades de este departamento sureño declararon la alerta roja.

Según la institución de protección civil, la nueva erupción del volcán de Fuego, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, ha afectado ya a 76.145 personas. Las evacuaciones se realizan de forma preventiva para evitar cualquier desgracia por la actividad del coloso.

En vehículos particulares y de la Conred las familias son trasladadas, en su mayoría, hacia un estadio de Santa Lucía, en el departamento sureño de Escuintla. En ese lugar el Ministerio de la Defensa ha instalado carpas para albergar a los evacuados.

Hasta ahora se han realizado evacuaciones de las aldeas de El Rodeo, La Reina, Guadalupe, El Zapote y de la colonia Santa Rosa (Escuintla).

También de la aldea Sangre de Cristo del municipio de Yepocapa (Chimaltenango) y de El Porvenir, de Alotenango (Sacatepéquez), todas ubicadas en las faldas del coloso, de 3.763 metros de altura.

Voluntarios de la Cruz Roja Guatemalteca en conjunto con la Conred y miembros del Ejército de Guatemala trasladan agua para consumo y raciones de alimentos para las personas que han sido albergadas en el Estadio Municipal de Escuintla.

La Conred manifestó que 300 familias que residen en la aldea Chuchú, Escuintla, no quieren evacuar pese al llamado que les hacen las autoridades.

Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) advierte que la erupción del cono se mantiene en un rango alto.

La actividad genera flujos piroclásticos y la erupción está acompañada de constantes explosiones fuertes con columnas de ceniza que ya alcanzan los 7.000 metros de altura, dijo el ente científico. Mientras que la incandescencia desde el cráter se mantiene entre los 800 y 1.000 metros de altitud.

El pasado 3 de junio el volcán de Fuego, el más activo de los 32 que tiene Guatemala, registró su más violenta erupción que causó 190 muertos y más de 1,7 millones de afectados.

Con información de La Vanguardia 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close