Deportes

Fernando Alonso se despidió este domingo de la Fórmula 1

Fernando Alonso se ha despedido de la Fórmula 1 con un resultado y un monoplaza muy lejos de su altura deportiva. Undécimo, casi rozando la zona de puntos con el peor coche de la parrilla, y aun jugando sus opciones toda la carrera para una lluvia que hubiera convertido en mágica la última noche en el desierto.

A punto estuvo de tener un capítulo final apoteósico, pero en el Abu Dabi pedir algo más que un chispeo es casi un milagro. Incluso para los que nunca se rinden como Fernando.

El epílogo a una carrera deportiva gloriosa que no termina, desde luego, y que deja en la F1 un digno heredero como Carlos Sainz, que ha cuajado su mejor carrera en Renault, finalizando sexto tras un segundo stint impecable en el que rodó a ritmo de los de cabeza y cimentó tanta distancia alargando su parada 37 vueltas que nadie le pudo quitar ese sexto puesto labrado a golpe de volante cuando regresó del pit stop.

Una virguería de carrera, con un ritmo inaudito, con un gran adelantamiento a Ericsson, sin un solo error con un coche inferior al de los grandes y que no tendría que haber perdido para 2019. Catorce segundos a Leclerc, 15 a Pérez, un mundo a los dos Haas. Tremendo Carlos, pero así de exigente es la F1.

Lea también: La Conmebol postergó sin fecha Superfinal de Copa Libertadores entre River y Boca

La victoria fue, en la última carrera de la temporada, para el de siempre, Lewis Hamilton, por omisión de un Bottas que no le llega a los cordones de los zapatos ni con viento a favor.

El inglés alzó su undécima copa de ganador en un año perfecto y en una carrera en la que paró en la vuelta 9, aprovechando el parón por el K.O. de Raikkonen, el segundo tras el escalofriante vuelo de Hulkenberg, y llegó hasta la meta conservando neumáticos y esperando a que el resto fuera entrando y dejando vía libre.

El que más aguantó fue Ricciardo, 32 vueltas, esperando esa lluvia que llegó en la 23 pero que se fue como vino, rápido, sin casi molestar. Tampoco tuvo suerte y terminó por caer tras el británico, como antes Vettel o Verstappen, que cerraron el último podio de 2018 en una soberbia carrera llena de piques, adelantamientos y, sobre todo, el adiós de uno de los más grandes de este deporte que ha tenido que lidiar con un coche infame en el tramo final de su carrera.

Fuente: marca.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close