fbpx
Sin categoría

EE.UU. realiza el “Giving Tuesday” después de intensas jornadas de compra

Tras cinco días de fiebre consumista, con 7.900 millones de dólares gastados solamente en el Ciberlunes, hoy los estadounidenses hacen gala de su solidaridad en el “Giving Tuesday”, una jornada global dedicada a recaudar fondos para causas benéficas.

El movimiento, creado en 2012 por la organización cultural neoyorquina “92nd Street Y” (92Y) en colaboración con la Fundación de las Naciones Unidas, propició el año pasado donaciones “online” por valor de 300 millones de dólares procedentes de más de 150 países, según indica en su página web.

Personas, organizaciones benéficas, marcas y figuras públicas aprovechan el potencial viral de las redes sociales cada año para llamar la atención sobre causas de su elección, a menudo relacionadas con experiencias que han impactado en sus vidas.

Por ejemplo, el actor Mandy Patinkin (“The Princess Bride”) recordaba en Twitter que “una de cada 110 personas en el planeta está desplazada o refugiada” y animaba a apoyar el trabajo del Comité Internacional de Rescate en un “momento crucial” para países como Siria y Yemen.

Precisamente en Yemen ha centrado su apuesta solidaria este martes la ONU, cuya Oficina de Ayuda Humanitaria (OCHA) reclamaba donaciones para paliar el impacto de una guerra que dura casi cuatro años y por la que están en riesgo de hambruna 14 millones de personas.

“La guerra civil en Yemen ha dejado a 22,2 millones personas en necesidad de ayuda. ‘Giving Tuesday’ es tu oportunidad de marcar una diferencia para la gente”, destacaba la Fundación de la ONU, que prevé destinar los fondos a las agencias de la institución y a diferentes ONG que proveen comida, agua y refugio a los afectados.

Otras figuras públicas buscaban hoy financiación para fundaciones a su nombre, como la Nobel de la Paz paquistaní Malala Yousafzai, que quiere que todas las niñas del mundo puedan acceder a la educación, y el actor Michael J. Fox, que lucha por una cura para el Parkinson desde que fue diagnosticado con esta enfermedad en 1991.

Lea también: El expiloto del Chapo revela los métodos del narco para entrar droga a EE.UU.

Hasta se sumó a la concienciación el expresidente estadounidense Barack Obama, que reclamó donaciones para “empoderar a los líderes emergentes por todo el mundo”, con énfasis en su Chicago natal, donde planea construir un “Centro Presidencial” que revitalice el sur de la ciudad.

Una de las causas benéficas más populares que eligieron este martes los donantes en EE.UU. fue ayudar a los afectados por los recientes incendios en el norte y el sur de California, incluidos los cuerpos de bomberos, ya que muchos de sus efectivos también han perdido sus hogares.

Facebook, cuya plataforma de donaciones era de las más utilizadas hoy para recaudar fondos, colaboró con Paypal para igualar las donaciones de los usuarios “dólar por dólar”, hasta alcanzar los 7 millones, una cifra que ya había logrado a mitad de jornada, según anunciaba en la red social.

No es la única empresa que proponía este martes doblar las donaciones enviadas por los ciudadanos solidarios: desde entidades grandes como Airbnb y T-Mobile hasta supermercados de barrio, esta perspectiva anima a muchos a hacer donativos puntuales o a convertirse en donantes regulares.

Según un estudio realizado por 92Y y la firma de análisis IPSOS entre diciembre del año pasado y el pasado febrero, el “Giving Tuesday” es especialmente popular en EE.UU., donde un 58 % de los internautas lo conoce y de ellos un 67 % han participado de alguna forma.

Los países hispanohablantes de la encuesta no conocían tan bien este movimiento, pero comparativamente fueron más generosos, ya que en México el año pasado donaron dinero un 85 % de los cibernautas que se enteraron, en España un 84 % y en Argentina un 83 %.

La organización de Giving Tuesday, que nació como alternativa a los días de consumo del Black Friday y el Ciberlunes, señaló que la campaña en las redes sociales (#GivingTuesday) supera a la del #Cybermonday.

Pero algunos analistas temían que, en la práctica, supusiera un obstáculo la nueva legislación fiscal en EE.UU., que ha elevado a 12.000 dólares -prácticamente el doble- la cuantía mínima que deben donar los contribuyentes para que puedan beneficiarse de deducciones.

No obstante, la firma de análisis de datos en la nube Blackbaud, que procesa la mayoría de las donaciones online en EE.UU., destacó al comienzo del día un incremento del 7 % respecto al año pasado en los donativos, que también se envían cada vez más desde los teléfonos móviles.

La jefa de márketing de Blackbaud, Catherine LaCour, que estuvo presente en el cierre de la sesión del Nasdaq, vaticinó otro “gran Giving Tuesday” y previó superar los 60,9 millones de dólares que la empresa registró el año pasado.

Fuente: EFE

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close