fbpx
Latinoamérica

Macri se aleja de la postura de Trump durante discurso en el G20

Guiños políticos, críticas veladas y un manifiesto por la vuelta de Argentina al protagonismo de la agenda global: ese fue el contenido entrelíneas del discurso que dio el presidente Mauricio Macri en la apertura de la cumbre de líderes del G20.

El discurso de Macri estaba escrito –el presidente se valió de un ayuda memoria en su computadora portátil- y tuvo frases pensadas para diversos destinatarios.

“Es la primera cumbre de Sudamérica”, comenzó. “Es un hecho inédito en nuestro país. Nunca convergieron en nuestra historia tantos líderes mundiales y al mismo tiempo. Y lo tomamos como un gesto de apoyo y de reconocimiento a la presencia y al desempeño que está teniendo la Argentina en el escenario global, sobre todo después de tantos años de aislamiento”, afirmó el mandatario anfitrión, sentado en una gran mesa circular junto a los líderes mundiales.

Con un fuerte llamado al multilateralismo y a la cooperación internacional, inmediatamente después interpeló a sus pares: “Quiero pedirles el mismo sentido de urgencia que en 2008”, reclamó “porque en un mundo diverso y con multiplicidad de protagonistas, con su propia historia y cultura, la esencia del G20 es promover un diálogo que respete las diferencias e impulse acciones basadas en intereses compartidos”, dijo el presidente.

Macri recordó el décimo aniversario de la primera Cumbre del G20 y señaló: “En estos años, los cambios en las circunstancias sociales, políticas y económicas, tanto a nivel global como dentro de nuestros países, han producido cuestionamientos sobre los mecanismos multilaterales contemporáneos, incluido el G20. Y han emergido tensiones acerca de la visión de cómo encarar individualmente las oportunidades y los desafíos globales”.

“Tenemos la obligación de mostrarle al mundo que los problemas globales necesitan soluciones globales”, dijo y llamó a los mandatarios que lo acompañan a trabajar “juntos para aprovechar los mecanismos que tenemos a nuestro alcance”.

Y añadió que, en su opinión, “la solución es dialogar, dialogar y dialogar”, porque “esa es la forma de empujar los límites de lo posible”.

En ese contexto, se refirió a los temas que se discutirán. “Bajo la consigna de construir consenso para un desarrollo equitativo y sostenible, estos días abordaremos temas como el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo, un futuro alimentario sostenible, la estabilidad financiera, la sustentabilidad climática y el comercio internacional, entre otros. Una agenda centrada en las personas y con visión de futuro”, agregó.

Macri dijo ser “optimista por naturaleza” y mencionó el apoyo de los países miembro e invitados, y de las organizaciones socias a la agenda de trabajo, antes de afirmar: “Pero queda claro que el consenso no es algo que se construye de la noche a la mañana. Es un proceso con avances y retrocesos, que continúa después de este G20 y resulta mejor cuando nuestros compromisos se plasman en acciones concretas que mejoran el bienestar de nuestra gente”.

“Asumimos la responsabilidad de presidir el G20 con la convicción de que tenemos que hacer un aporte, que podemos hacer un aporte a la cooperación internacional, el multilateralismo y la gobernanza global”, señaló.

“En el G20 más al sur que se haya organizado, los invito a que demos un mensaje claro al mundo de que aquí juntos podemos marcar un horizonte de desarrollo, con responsabilidades compartidas, con un fuerte compromiso con la igualdad de género y unidos en la diversidad”, concluyó.

Durante su breve discurso, el primer mandatario se refirió al fallecido líder sudafricano Nelson Mandela al indicar: “Quiero recordarlo, es alguien que siempre he admirado mucho y que nos invitó a que terminemos con la pobreza”.

“Él (por Mandela) siempre fue un promotor del diálogo, y les agradezco por estar aquí”, afirmó.

Fuente: Iprfesional

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close