fbpx
Latinoamérica

No te pierdas el efusivo saludo de “altos panas” entre Putin y el princípe saudí en la cumbre G20

Si muchos se preguntaban cómo sería recibido el príncipe saudí, Mohamed binSalman por algunos mandatarios, durante el encuentro en la Cumbre del Grupo de los 20 en Buenos Aires, Argentina, pues nadie se imaginó que este momento dejaría boquiabierto a más de uno.

Con un “choque de manos” o “give me five” cual “altos panas” fue el saludo, acompañado de una gran sonrisa y un intercambio breve de unas palabras en inglés, árabe o ruso, que realizaron el presidente Vladímir Putin y el príncipe de Arabia Saudita, antes del inicio del evento.

Sin duda que este encuentro, uno de los más esperados de esta cita de mandatarios y autoridades, ya lo comenta todo el mundo, pues las imágenes le dieron la vuelta al planeta.

La presencia de ambos mandatarios es de las que más llama la atención. La del primero por su saga durante las elecciones en los Estados Unidos y la cancelación de una posible reunión con su par norteamericano, Donald Trump durante su estadía en la capital argentina.

El protagonismo de Bin Salman es mucho más polémico. Es su primer acto oficial luego de que se conociera que tuvo lazos con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y de que apenas consiguiera reuniones bilaterales en la cumbre del G-20 en Buenos Aires, recibió una jocosa bienvenida por parte del jefe del Kremlin.

El comienzo de su participación en la Cumbre parecía menos alentadora porque al momento de la “foto de familia” de todos los presidentes, Mohamed binSalman fue ubicado al extremo derecho e interactuó poco con sus pares, más allá de un apretón de manos de cortesía y aislado. A su lado no ubicaron a algún mandatario sino al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Es que (casi) nadie quiere mostrarse con el heredero de la corona de Arabia Saudita quien está acusado de haber dado la orden de mandar asesinar al periodista y colaborador de The Washington Post en el consulado de su país en Estambul.  Pero a Putin pareció no importarle este tipo de sospechas y fue quien sonrió junto al príncipe y estrechó su mano de manera ruidosa e informal.

Los audios que la inteligencia turca pudo interceptar comprometen al miembro de la realeza. Un miembro del comando que asesinó al periodista Khashoggi indicó a un superior, en una conversación telefónica, que “le dijera a su jefe” que los agentes habían cumplido su misión, lo que apuntaría al príncipe heredero de Arabia Saudita.

En Buenos Aires, la diplomacia saudita intentó entablar una reunión bilateral con Recep Erdogan, presidente turco, sin suerte. Incluso, una ONG estadounidense pidió a la Justicia argentina investigar la responsabilidad de Bin Salman por crímenes de lesa humanidad.

Con información de: Infobae.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close