fbpx
Venezuela

La deuda con Almagro: Lo señalan por defender la libertad democrática de Venezuela

La elección de un nuevo Secretario General de la Organizacion de los Estados Americanos, OEA se realizará en 2020, pero ya ha salido a la palestra la candidatura del actual titular el Dr. Luis Almagro.  Candidatura que ha sido presentada por Estados Unidos, EE. UU. y Colombia.

Justo cuando en su país natal el candidato y actual secretario era execrado de su partido, en palabras del Tribunal de Conducta Política, TCP, que lo juzgó, por la “violación más grave” de  principios del Frente Amplio.

El Frente Amplio es un partido fundado en los años setenta por las representaciones políticas más importantes de Uruguay, que además vivió la férrea dictadura militar que duró hasta 1985. Dictadura que colapsó cuando llamó a un plebiscito y lo pierde a pesar de todas las trabas y trampas.

Este frente agrupa partidos y movimientos de todo el espectro político de la izquierda, desde los comunistas hasta socialcristianos, pasando por progresistas y desarrollistas.

Al final llegan al poder en 2004 y han seguido allí desde entonces.  Almagro fue Canciller del anterior presidente José “Pepe” Mujica.

Almagro compitió con el peruano Diego García Sayán y el guatemalteco Eduardo Stein, Entonces la Asamblea General de cancilleres reunida en Washington eligió al excanciller uruguayo.

Los varios candidatos barajados con anterioridad finalmente se retiraron al no conseguir los votos necesarios para ir a una votación, como había sido el caso de por ejemplo José Miguel Insulza, quien en 2005 tuvo que ir a segunda vuelta.

Vale destacar que el cargo que hoy ocupa Almagro se elige por consenso, el mayor consenso posible. Se cuentan inicialmente con varios candidatos, en el camino algunos de ellos se retiran al contabilizar los votos que van sumando. 

Regularmente quedan dos candidatos y si contabbilizan igualdad de votos, esto puede llevarse a una segunda vuelta, sin embargo lo recomendable es que uno de ellos se retire de la contienda al percatarse que no cuenta con los votos suficientes para ganar. Teniendo en cuenta que aún así pueden haber abstenciones y votos en contra.  En sintesis, lo que contiene el peso necesario para ese elección es la obtención de los votos. 

Esta vez no se sabe que otros candidatos saldrán a la palestra para competir con Almagro, lo que si es cierto es que ese consenso que llevó al uruguayo a la Secretaría de la OEA y que el régimen venezolano lo dio por un logro frente a un Insulza que,  según reportaba Telesur, permitió el reconocimiento de “gobiernos ilegítimamente constituidos” y haber  “justificado las protestas violentas dadas en Venezuela en febrero de 2014”, ya no existe.

Almagro tendrá la veintena de  votos que necesita para ganar esta contienda pero tiene un camino arduo para que se acerque a los 30 votos para que su mandato tenga sustento político.

En especial pues se le ha acusado de tomar partido en el caso venezolano.  En este sentido su partido lo execra por haber dicho. “En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción”, lo que según ese tribunal  es incompatible  con el “principio de no intervención como pilar indispensable del régimen interamericano”. Y esta crítica ha tenido un cierto eco en algunos gobiernos de la región.

 En todo caso, es ahora que comienzan las negociaciones.  Que se repita o no Almagro en la OEA, la democracia venezolana siempre le estará en deuda.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close