fbpx
Vida

¿Por qué mienten los niños?

Los niños, al igual que los adultos, mienten algunas veces, pero a esas edades las mentiras pueden estar motivadas por otras razones. “Para que un niño pueda mentir necesita tener desarrollada la capacidad de reconocer al otro como alguien con criterio propio y con una mente ajena a la suya que interpreta y analiza lo que él dice”, explica Mireia Cabero, profesora de Psicología y Educación en la Universidad Oberta de Cataluña (UOC).

Según Cabero, la edad en la que gran parte de los niños tienen ya desarrollada la capacidad de decir mentiras se ubica en los cuatro años. Respecto a las edades de los niños en las se miente con una más frecuencia, Cabero señala que “no sabría concretarlas, pero intuyo que no depende de la edad sino de la necesidad de hacerlo”.

Los niños mienten por diferentes motivos, siendo “la principal razón las consecuencias que el niño intuye o tiene la certeza que tendrá si dice la verdad”, señala la profesora de la UOC.

¿Los niños distinguen los tipos de mentiras?

“La mentira requiere de madurez cerebral, que permite elaborar discursos y narrativas no reales, por lo que a más madurez cerebral, más capacidad de elaborar mentiras y, en consecuencia, más capacidad para distinguir sus tipos”, explica Cabero. Los niños distinguen los tipos de mentira y según la profesora, alrededor de los cinco y seis años ya tienen la capacidad de diferenciar una mentira piadosa.

Señales que les delatan

Cuando se miente, en muchas ocasiones, realizamos una serie de gestos y mantenemos actitudes que nos descubren, manifestaciones que también ocurren en el caso de los más pequeños. Según Cabero, las señales que podemos percibir en los niños son las siguientes:

  • No miran a los ojos o les cuesta sostener la mirada.
  • Muestran cierta inquietud e incomodidad.
  • Procuran cambiar de tema.
  • Pueden enrojecer o tartamudear.
  • Expresan con sus gestos lo contrario de lo que expresan verbalmente.
  • Se les escapa la risa.
  • Se enfadan mucho si no se les cree.

Lea también: Nació el primer bebé por trasplante de útero de donante muerta

¿Qué debemos hacer cuando nuestro hijo nos miente?

Cuando nos encontramos con la mentira de un niño, Cabero aconseja: “Comunicarles nuestra visión de mentir; darle la importancia justa sin exagerar; no juzgarles por hacerlo y no etiquetarlos como ‘mentirosos’comprender qué les ha motivado a mentir; aceptar que lo han hecho por alguna razón o necesidad; hacerles ver que si mienten pierden la confianza de los demás; y ponerles en la situación de cuál sería su reacción si fuesen los demás quienes les mintiesen”.

Conseguir que los niños no nos mientan es posible a través de la educación. Para ello, la profesora de la UOC da los siguientes consejos:

  • Reforzar que acepten quiénes son y sus conductas, para que no necesiten esconderse.
  • Inculcarles que se quieran a sí mismos, incluso por sus errores, para que no tengan que mentir para gustar a los demás.
  • Enseñarles a gestionar y tolerar la frustración del enfado de los demás, para evitar mentir con el fin de tener a los demás contentos.
  •  Hacerles aprender a tomar decisiones conscientes y a que se sientan seguros con ellas, para que puedan explicarlas convencidos y tranquilos.
  • Explicarles que sigan su propio criterio y no el de los demás.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Dependiendo de la cantidad de mentiras que diga el niño, según Cabero, debemos preocuparnos si son habituales, graves, si se miente de manera inconsciente y “cuando no se reconoce la mentira y se teme excesivamente el no gustar a los demás”

Con información de: CuidatePlux

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close