fbpx
Nacionales

Guanipa: Las elecciones en Venezuela sólo tienen sentido si se cambia el árbitro y se respeta la ley

Juan Pablo Guanipa de las filas políticas de Primero Justicia, PJ y acérrimo oponente al régimen de Nicolás Maduro, conversó entre otros temas del proceso electoral por el que resultó electo en los pasados comicios a gobernador del estado Zulia, Venezuela, puntualmente llevadas a cabo el 15 de octubre de 2017, pero que, luego de una jugada de régimen, Guanipa no pudo hacerse del cargo por elección popular.
Ante ese escenario aseguró que la elección de gobernadores fue el último bastión demócrata en el país, “la última oportunidad que los demócratas nos dimos para buscar una salida electoral a la crisis que hoy vivimos. El régimen dictatorial de Maduro se burló de esa posibilidad y dedicó sus esfuerzos a controlar al ente electoral para impedir que el pueblo tuviera la última palabra”.
Argumentó que Nicolás Maduro “y sus cómplices han demostrado miedo a la soberanía popular y han hecho todo para seguir en el poder sin apoyo popular. En nuestro caso del Zulia, ganamos a pesar del fraude montado y cada día me convenzo más que tomamos la decisión correcta al no juramentarnos ante la fraudulenta constituyente. La vida no es un cargo. La vida son valores y principios que deben poner por encima de aspiraciones personales, el bien común general. Primero está Venezuela”, añadió.
En alguna oportunidad ha llegado a expresar que esta dispuesto a encarar, lo que según ha tachado como el mal que se ha cernido sobre Venezuela. Frente al constante detrimento de la calidad de vida, Guanipa dice estar convencido que el mal existe y gobierna el país.

No existe en el régimen intención alguna de solucionar ningún problema. Lo que buscan es profundizarlos para que la población se dedique a su subsistencia y pase a un segundo plano la lucha por el rescate de la democracia.

Esta tragedia la vamos a superar con presión. Presión sólida, nacional e internacional, política, social, institucional, etc, que permita que logremos la fuerza suficiente que genere el clima adecuado para que se produzca el cambio político que anhela nuestro país”, 

Presión Internacional si, intervención no:

Sobre los mecanismos de acción empleados por las diversas organizaciones y gobiernos del mundo en repudio total al manejo dictatorial de Maduro, Guanipa enfatizó que se trata de organismos fundamentales para el anhelado cambio político.
“En nuestro mundo globalizado, las organizaciones internacionales y los estados son fundamentales, porque cuando en cualquiera de ellos hay indicios de ausencia de democracia, todos tienen que activarse para rescatarla, para defender a las poblaciones por encima de regímenes opresores. No creo en la intervención, pero si en la presión internacional. Me parece clave en todo este proceso”, señaló.

Venezuela/Cuba: 

Para Guanipa la educación y la cultura democrática serán los garantes de abonar el camino hacia la libertad, a diferencia de Cuba, nación subyugada desde hace varios años por los Castro y aliada del régimen chavista/madurista.

Cuba venía de sucesivas dictaduras cuando cayó en manos de los hermanos Castro, quienes han producido un profundo daño a su país y a toda la humanidad.

En cambio, en Venezuela logramos tener una aproximación democrática por 40 años y eso, con virtudes y defectos, sirvió para convertir a la democracia, más que en un sistema de Gobierno, en una forma de vida.

Ese arraigo a la democracia va a ser clave en nuestra liberación y en nuestra recuperación”, agregó.

Manifestó que uno de los grandes males que ha instaurado consigo la dictadura que rige venezuela, es la corrupción en su más descarada y máxima expresión, “el nivel de corrupción al que ha llegado este nefasto régimen es realmente devastador. Se calcula en 400 mil millones de USD el monto de lo que está gente se ha robado. Eso clama al cielo”, dijo.
Incluyendo a esto las innumerables denuncias sobre el narcotráfico que pesan sobre el régimen y demás mafias que aseguran, hacen vida activa en Venezuela:

A eso debemos sumar la alianza estado-narcotráfico que cada vez se hace más evidente.

Allí está el dinero que debió servir para mejorar nuestra calidad de vida, servicios públicos, oportunidades, etc.

A esto sólo se podrá hacer frente cuando logremos sacar a estos señores y logremos, además, adecentar los poderes públicos y que la justicia asuma el rol fundamental, preponderante que tiene en cualquier sociedad moderna que se respete.

Algo pasa en el seno militar: 

En referencia a este aparte, el complejo mundo de los militares en Venezuela, fuerza predominante para acelerar un posible cambio de Gobierno, y que, ante las tantas aristas que complican la vida del venezolano aún no se manifiestan como una buena parte de la población espera, en ese sentido, apuntó, que pese a los que muchos pudiesen pensar, es un hecho innegable la gran cantidad de detenciones por presunta rebelión en este sector.
“Aunque ese es un mundo poco conocido para nosotros, es evidente que algo pasa en el mundo militar. El hecho que se cuenten por centenares los militares detenidos, es una demostración de esta realidad. El sector militar debe asumir el rol de seguridad y defensa de la nación y debe exigir el respeto a la constitución. Es evidente qué hay un ala institucional en la Fuerza Armada Nacional que ojalá siga ganando terreno en el rescate de la democracia en Venezuela”, por lo tanto, conforme a su criterio la salida y caída del régimen debe estar marcada por la presión.

La salida debe estar signada por el incremento de la presión que permita que se genere el clima necesario para el cambio.

En Venezuela se ha roto el orden constitucional. De acuerdo al artículo 333 constitucional, todos los venezolanos, investidos o no de autoridad, tenemos la obligación de hacer todas las gestiones para restituirlo.

Las elecciones en Venezuela sólo tienen sentido si se cambia el árbitro y se respeta la ley. Eso también depende de la presión y por eso tenemos que centrarnos en eso”.

La necesidad de la unidad: 

Sobre las evidentes divisiones reinantes en el gremio opositor y que sin duda ha mermado la esperanza de los venezolanos, acotó que es el momento de entender los tiempos actuales, “no es este un tiempo de indecisiones. Al contrario, este es un momento de definiciones, de lucha frontal en contra de un grupo de delincuentes que tienen secuestrada a Venezuela. Que haya algunos pensando en este momento en una salida negociada que podría convertirse en una normalización de las cosas y en el mantenimiento de Maduro y sus cómplices en el poder es, en el mejor de los casos, una ingenuidad anti histórica. La oposición debe estar clara en eso y sus líderes debemos, cada vez más, acompañar a los ciudadanos en la experiencia inédita que vivimos y asumir este momento con la grandeza que exige la historia”. 

Frente Amplio y sus posibles soluciones: 

El Frente Amplio una iniciativa ciudadana, donde convergen diversos gremios venezolanos, quienes más allá de sus posibles diferencias, apuestan por la unificación de opiniones y estrategias para el vuelco que los venezolanos demandan. Guanipa sí cree en el objetivo y propuestas concretas de la organización:
“Hay tres asuntos que nos quitan las horas en esta coyuntura: La liberación, la transición y la preparación de un programa de Gobierno que permita que, apenas salgamos de esto, podamos iniciar con urgencia la recuperación de nuestra patria. En cuanto a la transición,  desde ya se están preparando documentos que seguro se convertirán en leyes aprobadas por la Asamblea Nacional, AN, con normas para el restablecimiento del orden constitucional, para lo cual deben relegitimarse los poderes públicos, lograr la vigencia de los derechos humanos, convocar elecciones libres y asumir las acciones urgentes para atender la profunda crisis económica y social que padecemos los venezolanos”.
Culminó precisando que en la abismal crisis venezolana no hay posibilidad de medir los daños ocasionados por un modelo totalitario, un modelo fomentado por Hugo Chávez, Nicolás Maduro y sus cómplices:

Venezuela siempre fue un país de inmigrantes y hoy, por causa de ese daño, se ha convertido en todo lo contrario.

A todos los venezolanos, a los que viven aquí y a los que han tenido que irse, les digo que nunca podemos perder la esperanza.

Todos tenemos algo que aportar para lograr el cambio político y cuando esto suceda, vamos a lograr nuestra reconciliación, nuestra recuperación  y nuestro relanzamiento como país.

Nuestras fuerzas motrices, nuestra idiosincrasia, nos van a permitir tener la fuerza y el optimismo necesarios para vencer. ¡Venezuela va a vencer!”. 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close