fbpx
Economía

Estrenar alpargatas es la única alternativa ante los estratosféricos precios de los zapatos

En un recorrido por diversas zapaterías de la capital, se ha podido detallar como los caraqueños salen espantados de los recintos comerciales, al detallar el precio de un par de zapatos.

Así lo informó Mariana Guerra, quien recorrió diversas tiendas. Ella buscaba unos zapatos para su hijo de 10 años, “es imposible poder comprarlo, he reunido mi sueldo y el de mi esposo y no hemos podido conseguir nada barato”.
Manuel Canache quien es zapatero, señaló que su oficio se ha visto imposibilitado, al hacer referencia al altos costo de los implementos de trabajo.
Detalló que un pote de pega de 5 litros, puede rondar entre los Bs.S. 5 mil y 8 mil , caminando por las diversas tiendas, informó. Otro de los implementos utilizados en el oficio, son las suelas, de las cuales Canache indicó, “un solo par puede costar, desde Bs.S. 3 mil hasta 4 mil”.
Para el hombre que ejerce esta profesión desde hace 30 años, relató que por estas fechas el establecimiento se llenaba hasta de 50 pares diarios hace unos años.
En el establecimiento de Manuel, la reparación de un calzado sencillo, oscila entre los Bs. S. 1.000 hasta los 3.000, dependiendo del deterioro. Asimismo comentó: “aquí han llegado personas que no tienen como poder pagar y me dicen ¡le traigo una harina o un arroz y hacemos el trueque! y dependiendo de la situación se lo aceptó”.  
Para algunos que no poseen los suficientes recursos económicos, la opción es adquirirlos mediante los puestos de comercio informal, ubicados en las calles o mercados de la urbe. Sobre este detalle, los usuarios buscan alternativas, como Karla Medina “hoy en día las personas buscan la economía y las consiguen allí donde revenden y compran zapatos ya usados, razón por la cual ha acrecentado este comercio” señaló. De acuerdo con el testimonio de Ángel Grigalbo, “es imposible obtener un par de zapatos, por más que trabajes, debido a que todo está dolarizado”. 
No solo el costo afecta el bolsillo, sino la variación del mismo, indicó Richard Rodríguez de 31 años, quien señaló “hace semanas preguntaba por un par y me costaba Bs.S. 10 mil y cuando fui ya estaba en Bs.S. 37 mil , siendo imposible hoy en día el caraqueño “tiene que optar entre comer o comprarse algo para sí”.
Esta situación afecta a los empleados, quienes ganan por comisiones, las cuales han desaparecido, debido a la poca afluencia en los locales, así lo expresó Karina Fonseca, “este año las ventas han estado bajas”. Asimismo, los ciudadanos buscan opciones, como zapatos de plástico dijo Sandra Peñaloza. 
Con información de eluniversal.com
Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close