fbpx
La Vida

Aprende cómo cambiar el menú navideño sin perder el encanto de lo tradicional

¿Estás hasta el moño de acostarte en Nochebuena con el estómago a reventar, pasar una noche de perros por los excesos y levantarte buscando algo que calme la acidez mientras la comida de Navidad ya está en horno? Estas fiestas puedes seguir en la misma línea o cambiar un poco la perspectiva a la hora de sentarte a la mesa. Aquí queremos echarte una mano con el reto. No pretendemos que pases hambre y tampoco que tu cena sea aburrida, lo que te proponemos es un menú más sano, sostenible y rico, muy rico. ¡Otra Navidad es posible!

Lo hacemos de la mano de Benjamin Bensoussan, quizá el primer cocinero que apostó hace cuatro años por democratizar la comida saludable en nuestro país. Cuando en 2014 se lanzó a abrir su primer restaurante de cocina rápida, sabrosa y sana la historia tenía bastante de salto al vacío. Honest Greens era un concepto poco trabajado en Madrid, donde el producto local y fresco, la materia prima de calidad y sin aditivos eran indispensables. Los conservantes y los azúcares añadidos tampoco eran bienvenidos en su carta, que pronto se ganó el respeto del público capitalino a juzgar por las largas colas que había en el local de la zona de Azca. “Yo creo que sigue habiendo espacio para más negocio. La gente demanda este tipo de comida”, explica en su local de Hortaleza, 100. Ya tienen cuatro en Madrid y a mediados de enero dan el salto a Barcelona. Su cocina saludable se instalará en Plaza Cataluña.

Lea también: Comida rápida no sería la única causante de la obesidad

Pero antes hemos querido que preparara un menú navideño con su estilo.“Tenemos que replantearnos la manera en la que comemos, sobre todo en lo que respecta a la proteína animal. Se puede comer menos sin que eso signifique perder atractivo en el plato”, apunta. Por eso para estas navidades apuesta como plato principal por un picantón (pollo pequeño) con kale morada, zanahorias caramelizadas con su propia azúcar, patatas, brécol y granada. “Es un plato sencillo y sabroso”. Tampoco hay que complicarse la vida innecesariamente.

.

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO

En 2018, el concepto Honest Greens se ha multiplicado. Tienen 140 personas trabajando en el equipo. Al día dan salida en sus locales a 400 kilos de fruta y verdura. El 85% de los productos que emplean son nacionales y la mayoría de km0. “Cuando no es temporada de aguacates en España, pues los tenemos que traer de Chile”. El secreto de su éxito es la buena relación calidad-precio y que siempre están innovando. “Estamos a punto de lanzar una app para facilitar el servicio para llevar y también el de las mesas en los restaurantes”, cuenta mientras muestra la nueva herramienta en su móvil. Tecnología, pero también muchas horas sobre el terreno. “Yo estoy todo el día en los restaurantes, controlando y viendo cómo funcionan”. Está convencido de que es la única manera de saber qué demanda la gente, qué se hace bien y qué no:”Me gusta contestar los correos o las reclamaciones de la gente personalmente”. Volvemos al menú.

De primero no quiere nada copioso ni pretencioso. “Una coliflor asada es una muy buena opción”, dice convencido. Francés de nacimiento, aparcó su carrera en la alta gastronomía -se ha curtido en los fogones de Noma, Mugaritz o Le Cabrera-convencido de su nuevo reto. “Lo estaba, aunque no sabía qué respaldo iba a tener”, dice con sorna. De vez en cuando, echa en falta aquello, pero “enseguida pongo en la balanza los pros y los contras y se disipan las dudas”. Maneja bien la presión, pero cuando ésta se convierte en una constante en tu día a día, la cosa cambia: “En la alta cocina te juzgan las guías, el público, los medios… La presión viene por todos los lados y acaba siendo agotador”.

Feliz de lo que ha conseguido, reconoce que nunca imagino “el exitazo que están teniendo”. Le llueven las ofertas, pero él trata de no pasarse de la raya. Hace año y medio sí se lió la manta a la cabeza y no dudó en aceptar la oferta de su amigo el cocinero Manuel Berganza para ser su pareja en el programa de Netflix ‘The final table’, una competición culinaria con 24 concursantes, nueve destinos gastronómicos y nueve jueces. “Estuvimos un mes y medio en Los Ángeles grabando”. El ‘reality’ se emite ahora y lo está disfrutando a tope. “He conocido a gente increíble y había un nivel altísimo en los equipos”, confiesa. “Al principio, tenía mis miedos; había cocineros con dos estrellas Michelin y yo pensaba qué aporto yo, ‘el chico de las ensaladas'”. Quizá más de lo que él pensaba. La experiencia resultó muy positiva. «Si lo hiciera ahora, quizá estaría menos comedido delante de la cámara y algo más natural», dice entre risas. Su paso por la pequeña pantalla le ha hecho crecer, sobre todo en seguidores en las redes. «Recibo muchos mensajes de gente y de compañeros».

Hay que cerrar el menú navideño. Elige hacer un postre con calabaza al horno, acompañada de yogur vegano y crumbles de frutos secos.

Estas navidades puedes empezar a cambiar algo…

Con información de elmundo.es

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close