fbpx
España

Sánchez y Torra se comprometen a un “diálogo efectivo” y ambos gobiernos se emplazan a una reunión en enero

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Generalidad, Quim Torra, en el Palau de Pedralbes, así como el encuentro de otros miembros de ambos ejecutivos, ha servido para que ambos gabinetes acordaran un comunicado conjunto en el que subrayan la coincidencia en que existe un “conflicto sobre el futuro de Catalunya” pero también las discrepancias “notables” sobre “su origen, naturaleza o vías de resolución”. Igualmente, también comparten una apuesta para “un diálogo efectivo que vehicule una propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana”.

En este sentido, y pese a que la segunda cita entre Torra y Sánchez no ha supuesto avances significativos entre las dos partes respecto a cómo abordar el conflicto catalán, los dos gobiernos han hecho especial mención a la voluntad compartida para mantener el diálogo.

La nota mantiene que ambos gobiernos deben seguir potenciando los “espacios de diálogo” para “avanzar en una respuesta democrática a las demandas de la ciudadanía de Catalunya”, aunque, se remarca, “en el marco de la seguridad jurídica”. “La vía del diálogo requerirá del esfuerzo de todas las instituciones, de los actores políticos y de la ciudadanía. Ambos gobiernos se comprometen a trabajar para hacerlo posible”, concluye la nota conjunta.

En rueda de prensa, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha destacado que ha habido un “avance” en el hecho de que se haya abierto un diálogo pero ha admitido que más allá de eso, la distancia entre Gobierno y Govern sigue siendo importante. A su juicio, es necesario “no quedarnos en el ámbito de lo retórico” y dar “respuestas” a la demanda de la sociedad catalana, ha añadido. Con este objetivo, Artadi ha anunciado que ambos ejecutivos se han emplazado a una nueva reunión en enero (“pasadas las fiestas”, ha concretado) en la que estarán presentes ella misma y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y otro miembro del Ejecutivo todavía por determinar.

Lea también: PP y Ciudadanos alcanzan un «principio de acuerdo» programático para cambio de Gobierno en Andalucía

Artadi, que junto a Aragonès ha participado en una reunión paralela que han mantenido con Calvo y la ministra de Función Pública, Meritxell Batet, ha subrayado que el Govern ha presentado un documento al Gobierno central sobre vías de resolución para el contencioso catalán.

El texto del Govern se inspira en la petición que lanzó Sánchez la semana pasada, cuando reclamó a los partidos que presentaran una propuesta que reuniera el consenso de más del 75% de la sociedad catalana. Recogiendo este guante, Torra subraya que el “pacto de Estado” para resolver el conflicto catalán debe basarse entre tres elementos que “hoy suscitan los tres grandes consensos de la sociedad catalana”. Esto es, una “respuesta democrática para Catalunya”, la regeneración democrática y lo que el documento bautiza como “desfranquización” de España. En este último punto es en el que ha habido más aproximación entre los dos ejecutivos, según ha concretado Artadi.

En el primero de estos ejes, el Govern de Quim Torra pide la celebración de un referéndum de autodeterminación, la necesidad de que una “mediación internacional” que haga posible una “negociación en igualdad” y el cese de la amenaza de la aplicación del artículo 155, además del impulso de una investigación de los “abusos policiales y económicos ejercidos contra el pueblo de Catalunya” y dejar atrás la “vía judicial”, entre otros puntos.

A pesar de ello, en su intervención, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha subrayado que en el encuentro entre Sánchez y Torra no se hablado ni del 155 ni del referéndum. “Aunque la posición del Gobierno es clara”, ha agregado.

Batet ha querido enfatizar los “avances significativos” que se han alcanzado en el medio año que va de la primera cita entre Sánchez y Torra en la Moncloa, el pasado 9 de julio, y hoy. En este sentido, ha remarcado las comisiones bilaterales celebradas desde entonces, así como las reuniones técnicas y conferencias sectoriales con ambos ejecutivos. Un “retorno a la agenda de normalidad entre ambas instituciones” que Batet ha sostenido que ha servido para lograr “importantes avances para solucionar los problemas reales de los catalanes.

Buenas palabras para el camino recorrido y para el venidero. “Salimos con la sensación de que hay una apuesta decidida por el diálogo. Y es que es el único camino para hallar una solución”, ha recalcado Batet. En este sentido, la ministra de Política Territorial ha defendido que “el Gobierno de España mira de frente al problema de Catalunya y por eso viene a celebrar el Consejo de Ministros en Barcelona”.

“Es por eso que hacemos reuniones como esta, para hallar soluciones”, ha expuesto Batet, antes de seguir desgranando que “la solución está ensanchando los espacios de diálogo y, sobre todo, ensanchando el espacio de diálogo entre las fuerzas políticas catalanas y todos los catalanes”. Una salida al conflicto que, sin concretar al detalle, la Moncloa inclina hacia una reforma estatutaria –con referéndum asociado– que “incluya a la gran mayoría de la sociedad catalana”.

Fuente: lavanguardia.com/Jaume Pi/Sergi Quitian

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close