Cultura

Reina Isabel más sola que nunca en navidad tras polémica entre Kate y Meghan

Sigue la polémica en torno a las navidades de los Windsor con Kate Middleton y Meghan Markle como protagonistas. Si hace unos días varios tabloides publicaban que las esposas de los príncipes Guillermo y Harry no dormirían bajo el mismo techo estas fechas -a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, que Kate ofreció su residencia de Sandringham para que Meghan pasase su primera Navidad con la Familia Real– ahora el enfrentamiento ha trascendido hasta la reina Isabel.

La monarca llegó el pasado viernes a Norfolk para disfrutar de un merecido descanso navideño. Lo hizo sola y en tren de línea regular, para sorpresa del resto de los viajeros.

Isabel II ha pasado el fin de semana tranquila y el domingo ha asistido al servicio religioso en la iglesia de St. Mary Magdalene de Norfolk. Sin embargo, pese a que muchos esperaban que a esta cita acudieran los miembros principales del clan Windsor, incluido el duque de Edimburgo, pero no ha sido así.

La Reina ha estado más sola que nunca. Solo el príncipe Eduardo, su esposa Sophie Rhys-Jones, condesa de Wessex, y la hija de ambos, lady Louise Windsor, han acompañado a la monarca en esta cita que marca el inicio de la temporada navideña para la Reina y que no se ha querido perder pese a las adversas condiciones climatológicas. 

Aunque en ningún momento se había anunciado la presencia de Kate y de Meghan en esta misa, lo cierto es que muchos esperaban que tras las recientes polémicas, ambas duquesas pudieran optar por hacer acto de presencia para poner fin a cualquier tipo de rumor. No ha sido así.

No obstante, será este 25 de diciembre cuando las cuñadas tengan que comparecer juntas en la misa de Navidad en el mismo lugar, una cita ineludible en la agenda del clan Windsor y que será después de haber pasado juntas la Nochebuena, justo un año después de la presentación de Meghan en la Familia Real.

Lea también: Reina Isabel II aboga por el “respeto” y el “entendimiento” en su mensaje navideño

Reina activa con compromisos familiares

La soberana dijo que este ha sido un año activo para su familia, con las bodas de dos de sus nietos -la del príncipe Harry y la de la princesa Eugenia-, celebradas en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a las afueras de Londres. “Ha sido un año activo para mi familia, con dos bodas y dos bebés y otro que se espera pronto. Esto ayuda a una abuela a estar ocupada. Hemos tenido también otras celebraciones, incluidos los 70 años del príncipe de Gales”, afirmó.

El pasado mayo, el príncipe Harry -hijo del príncipe Carlos- se casó con la estadounidense Meghan Markle, mientras que la princesa Eugenia -hija del duque de York- contrajo matrimonio con el empresario británico Jack Brooksbank.

En abril nació el príncipe Luis, tercer hijo de los duques de Cambridge, y este año Zara Tindall -hija de la princesa Ana y nieta de Isabel II- dio a luz a su segunda hija, Lena Tindall, y asimismo está embarazada la duquesa de Sussex, Meghan. “Algunas culturas creen que una vida larga trae sabiduría. Me gustaría pensar que sí”, afirmó la reina.

“A través de los muchos cambios que he visto a lo largo de los años, la fe, la familia y la amistad han sido, no solo factores constantes para mí, sino fuente de tranquilidad y seguridad”, dijo Isabel II.

Con información de: Noricias.venezuela.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close